Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

There are a billion people without access to basic needs such as clean water, health care, a daily meal or education. Many live on less than US$1 a day.

There are a billion people without access to basic needs such as clean water, health care, a daily meal or education. Many live on less than US$1 a day.

Caritas Internationalis afirma que los líderes del G8 deben aprovechar la Cumbre que celebran en Japón para salvar su reputación en materia de asistencia y ayudar a millones de personas a salir de la pobreza.

Los líderes de Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón, Rusia, el Reino Unido y los Estados Unidos se reunirán del 7 al 9 de julio en Hokkaido, Japón, donde examinarán las cuestiones del desarrollo y el cambio climático.

En el caso de la comunidad internacional en su conjunto, en 2007 la ayuda total descendió en un 8,4% con respecto a 2006, después de un descenso de 5,1% entre 2005 y 2006. La ayuda está teniendo un impacto, pero el previsto déficit de 27.000 millones de dólares EE.UU. representará un riesgo potencial para la vida de 5 millones de personas.

El G8 de 2008 se celebra cuando estamos a mitad camino de la fecha límite establecida para el logro de objetivos de desarrollo del Milenio, y muy lejos de alcanzar las metas de lucha contra la pobreza.

Caritas Internationalis, la organización principal de la que forman parte 162 organismos nacionales católicos de beneficencia, teme que el incumplimiento de las promesas de ayuda anteriores resultará agravado por una mayor reducción de la ayuda dado el decaimiento de la economía mundial.

El Jefe de la delegación de Caritas Internationalis ante las Naciones Unidas de Nueva York, Joseph Cornelius Donnelly, viajará a Japón donde se unirá a Caritas Japón a fin de promover la adopción de medidas. Donelly afirmó que “si no llegan a cumplir sus compromisos anteriores, las naciones miembros del G8 serán culpables por todo lo que no hicieron para combatir la pobreza. Existen miles de millones de personas que no pueden atender sus necesidades básicas pues no tienen acceso a agua salubre, atención sanitaria, una comida diaria o educación, entre otros. Muchos viven con menos de 1 dólar al día. Poner fin a este escándalo de la pobreza en un mundo en que existe tanta riqueza debe ser la prioridad principal para los líderes mundiales reunidos en la Cumbre del G8 en Hokkaido.

“La tragedia consiste en que podemos demostrar que, incluso con volúmenes limitados de ayuda, se puede mejorar realmente la vida de las personas. Zambia ha eliminado el pago por los servicios sanitarios básicos en las zonas rurales y Burundi ha introducido la atención médica gratuita para las madres y los niños.

“Ahora, que la crisis alimentarias mundial afecta más duramente a los pobres, no es el momento de darles la espalda cuando más necesitan ayuda. En estas crisis, nadie sufre más que los pobres.

“Las personas pobres y marginadas son las más vulnerables a las catástrofes naturales ocasionadas por el cambio climático. Más de 20 millones de personas resultaron afectadas por las inundaciones en Asia meridional el año pasado; México experimentó las peores inundaciones de los últimos 50 años; y amplias franjas de las costas africanas, desde el litoral atlántico hasta el Océano Índico fueron sumergidas por las aguas. El peligro consiste en que los insuficientes recursos comprometidos para el desarrollo se desvíen para hacer frente al cambio climático. Caritas espera que en el comunicado final del G8 se prometan medidas para hacer frente al cambio climático con un ayuda extra para el desarrollo.”

La adaptación para ayudar a los países en desarrollo a afrontar el cambio climático costará 50.000 millones de dólares EE.UU. a cada uno de ellos. Calculando los costos, sobre la base de su solvencia y de su contribución histórica a las causas del cambio climático, los Estados Unidos de América, la Unión Europea, Japón Canadá y Australia deben contribuir con más del 95% de los fondos necesarios.

Los miembros de Caritas Internationalis, incluida Caritas Japón, han tratado activamente durante años de persuadir a los líderes del G8 y de otros gobiernos de que respeten las promesas anteriores para lograr los objetivos de desarrollo del Milenio antes de finales de 2015.

Contactos: Donnelly al (+81) 080.6093.6170 o (+81) 090 7739 9528 o caritasny@aol.com

Patrick Nicholson, Jefe de Comunicaciones de Caritas Internationalis: +39 06 69879725 o +39 00334 3590700 o e-mail a nicholson@caritas.va.