Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Dawn at Mt. Youtei, seen from the International Media Center of the G8 Summit Credits: Inae/Caritas Japan

Dawn at Mt. Youtei, seen from the International Media Center of the G8 Summit Credits: Inae/Caritas Japan

Caritas Internationalis ha dicho que la Cumbre del G8 en Japón ha entregado un plan de inacción sobre África, la ayuda y el cambio climático.

El representante de Caritas en la Cumbre del G8, Joseph Donnelly, dijo: “Los resultados de la Cumbre del G8 de 2008 están en un punto muerto en lo que respecta al cambio climático y son un disco rayado en lo que respecta a la ayuda para África. El mundo esperaba un liderazgo renovado, pero lo que recibió fue otro día de lo mismo”.

La Cumbre del G8 en Japón prometía mantener los compromisos hechos en la Cumbre de 2005 en relación con el aumento de la ayuda, pero no tenía ningún detalle sobre cómo lo iban a hacer o cómo iban a cambiar radicalmente la realidad: los niveles de ayuda se están reduciendo. Ya han transcurrido tres años del plan de los cinco años del G8, en el que se comprometían a incrementar la ayuda externa a $50 millardos por año, únicamente se ha entregado una quinta parte del dinero.

La cumbre de Japón no abordó el tema del déficit de $27 millardos en la ayuda, lo cual pone en riesgo 5 millones de vidas. La Cumbre de 2008 se realiza justo a la mitad del plazo para cumplir con los Objetivos del Desarrollo del Milenio y los objetivos anti-pobreza se encuentran muy lejos de ser alcanzados.

Donnelly dijo: “Los compromisos recalentados en relación con la ayuda que hemos estado esperando desde hace tres años no van a proporcionar alimentos, educación, agua limpia y salud para los más pobres. Resumiendo la Cumbre de Japón: la mañana siguiente siempre se siente deprimente cuando uno todavía lleva puesta la misma ropa de la noche anterior”.

“La tragedia es que podemos mostrar las enormes mejoras que se han hecho en países en vías de desarrollo con la poca ayuda que se ha suministrado. El G8 puede permitirse cumplir con sus promesas de ayuda; por lo tanto, sería una vergüenza que no se logren los Objetivos de Desarrollo del Milenio por falta de financiamiento”.

Caritas dijo que en la tierra del sol naciente, el G8 prometió un falso amanecer en relación con el cambio climático. En una reunión entre el G8 y ocho naciones emergentes, incluyendo China y la India, se llegó a un impasse en la reducción de emisiones de carbono.

“Queremos compartir con todas las Partes de la UNFCCC la visión de lograr la reducción de por lo menos un 50% de las emisiones mundiales de carbono para 2050, y junto con ellas estudiar y adoptar las negociaciones de la UNFCCC; reconociendo que este es un desafío mundial al que sólo le se le puede hacer frente con una respuesta mundial” dijeron los líderes en una declaración.

La UNFCCC se refiere a la de la Convención Marco de la Organización de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que entró en vigor en 1994 y que establece un marco general para los esfuerzos intergubernamentales para combatir el reto que plantea el cambio climático.

Donnelly también dijo: “Los líderes del G8 tienen que ponerle fin a la apatía en relación con las emisiones de carbono; en vez de ello repitieron en 2008 lo que se dijo hace 16 años en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro. Es un plan para la inercia, en el que ahora los pobres están pagando el costo de las acciones de los países ricos, sin embargo, con el tiempo, el mundo entero tendrá que pagar la factura de un clima cada vez más hostil”.

Joseph Donnelly es el Jefe de la Delegación de Caritas Internationalis en la ONU en Nueva York. Donelly está haciendo campaña en los eventos de la sociedad civil en el G8, junto con Caritas Japón.

Si desea contactar con el Sr. Donnelly, puede hacerlo a los teléfonos (+81) 080.6093.6170 o (+81) 090 7739 9528 o por correo electrónico en caritasny@aol.com

Director de Comunicaciones en Caritas Internationalis: Patrick Nicholson, teléfonos +39 06 69879725 o +39 334 3590700 o por correo electrónico nicholson@caritas.va