Esta página está a su disposición también en: Inglés

Preparing for the rainy season in Darfur, ACT/Caritas staff is handing over NFIs Credits: ACT/Caritas

Preparing for the rainy season in Darfur, ACT/Caritas staff is handing over NFIs
Credits: ACT/Caritas

de Emad Eldin Ali, con la colaboración de Catherine Dennis

La vida en Darfur puede ser dura en los mejores momentos, pero durante el periodo de las lluvias resulta un reto especial. Muchas familias que perdieron sus viviendas, a causa del conflicto, están viviendo ahora en cabañas provisionales, construidas con barro y paja.

También es un reto para el personal de ACT/Caritas asegurarse de que la gente tenga alojamiento, medicinas y reservas de alimentos. La temporada de lluvias, que dura de junio a septiembre, puede dificultar el transporte por carreteras, por ese motivo es importante prepararlo todo, con antelación.

En Mershing, Darfur meridional, el personal ya ha distribuido artículos esenciales para el hogar, a centenares de familias desplazadas internas, que viven en los campamentos. En el campamento de Teigy, un amplio grupo, en su mayoría mujeres y niños, se reunieron al alba en el centro comunitario, para recibir los artículos que distribuyen ACT/Caritas.

“Estoy contenta, porque los utensilios de cocina que recibí la última vez, ya están rotos”, dice Fátima, que vive en el campamento de Teigy desde 2004, con sus tres hijos y cuatro hijas. Ella nos indica las coberturas de plástico del techo, que le dieron hace dos años, y que ahora están rotas, tras muchos meses de intemperie, exposición al sol y lluvias.

En mayo, más de 4.700 familias de nueve campamentos de Mershing recibieron coberturas de plástico, como protección para los techos de sus cabañas. También recibieron colchonetas para dormir, mantas y ropa de mujer. “Esta distribución es tanto para los nuevos desplazados, como para la comunidad local, con el fin de sustituir el material que recibieron años precedentes”, nos informa Saad Abaker, auxiliar para la Respuesta y Preparación a las Emergencias de ACT/Caritas, en Nyala.

La distribución a gran escala es un reto. ACT/Caritas reciben apoyo esencial de los 22 miembros de un ‘Comité de Solidaridad’ de jeques, que representan a los desplazados internos, así como los líderes de las comunidades de acogida de Mershing. “Hemos ayudado a los desplazados con comida, agua y ropa, durante tres meses, antes de que llegaran las organizaciones humanitarias”, dice Adam Mohammed Altahir, un miembro del Comité de Solidaridad y de la comunidad de acogida. Él asegura que el elevado número de desplazados internos ejerció presiones a la comunidad local y sus recursos limitados. Por ese motivo, están agradecidos a ACT/Caritas, porque empezaron a trabajar allí en 2004, a través de organizaciones locales asociadas, el Sudan Council of Churches (SCC) y la Sudan Social Development Organisation (SUDO).

“No podremos estar tranquilos durante las lluvias sin contar con este material, sobre todo las coberturas de plástico, porque nuestras viviendas tienen goteras”, dice Alam Eldin Abaker Ahmed, un hombre de 30 años, casado y con tres hijos, que vive en el campamento de Gadied, en Mershing.

No es fácil encontrar buenas coberturas de plástico en el mercado, o son demasiado caras, y las familias no se las pueden permitir.

Alam Eldin asegura que muchas personas trabajarían en las granjas locales, para luego poder comprar hierba o coberturas de plástico, y poder así arreglar las goteras del techo de sus cabañas: “Yo tardaría unos 45 días en terminar de trabajar en tres cubiertas de hierba, por la comida, para venderla en el mercado y poder comprar sólo una cubierta de plástico”, dice Fátima, que cuenta con pocos ingresos, trabajando con artesanos locales.

Un techo con goteras puede significar la propagación de enfermedades. El Dr. Omer Ibrahim, Coordinador de Salud de ACT/Caritas, afirma que el dispensario de salud de Mershing recibirá probablemente un mayor número de consultas, durante la temporada de las lluvias: “La malaria, la diarrea y las infecciones oculares son normalmente las patologías más frecuentes, en este periodo”, nos cuenta.

Él nos explica que en esta zona, donde hay animales domésticos viviendo cerca de las personas, en lugares fértiles para la proliferación de mosquitos, junto con la humedad ambiental, se registran factores que favorecen la manifestación de estas enfermedades.

El Sr. Ibrahim dice que hay partidas extras de medicamentos para el tratamiento de diarreas provocadas por aguas contaminadas, así como otras medicinas esenciales a disposición, en los dispensarios médicos, en caso que se registren brotes de posibles epidemias. Además, ha sido almacenadas provisiones de alimentos para tres meses, en los centros de nutrición como reserva.

La red de ACT y Caritas ofrece apoyo, recursos y fondos a través del miembro líder de ACT para la respuesta, la Norwegian Church Aid (NCA), que es su representante legal dentro de Sudán.

Action by Churches Together International (ACT) y Caritas Internationalis (CI) trabajan en una respuesta conjunta a la crisis del Darfur.

ACT es una alianza global de iglesias y organizaciones vinculadas que trabajan para salvar vidas y ayudar a comunidades de todo el mundo, en situaciones de emergencia. Caritas Internationalis es una confederación de organizaciones católicas de asistencia, desarrollo y servicio social, con presencia en más de 200 países y territorios.