Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas appealed for US $9 million to its supporters to provide food, shelter and counselling after the storm had hit. Credits: Caritas

Caritas appealed for US $9 million to its supporters to provide food, shelter and counselling after the storm had hit.
Credits: Caritas

Es una niña preciosa. Todos los vecinos la adoran. Se llama Sidora Folia y nació en la fatídica noche del Sidr. Ese terrible ciclón azotó Bangladesh el 15 de noviembre de 2007, dejando un balance de más de 3.000 muertos, mil millones de USD de destrucción y centenares de miles de sin techo.

Precedentes temporales habían provocado la muerte de centenares de miles de personas y, aunque 3000 fallecidos son tantos, eran muchos menos de los que se temía, con un ciclón tan violento. Por ejemplo, en 1991, un temporal semejante provocó 140.000 muertos.

Un factor determinante para ese balance fueron los proyectos de preparación a las catástrofes realizados por las agencias humanitarias, como nuestro miembro local, Caritas Bangladesh. Habían facilitado adiestramientos y construido centros anti-temporales, donde la gente se podía refugiar.

 

Caritas Sidr Beneficiaries

Cuando llegó el Sidr, numerosas personas buscaron refugio en un edificio de Caritas que sirve como refugio y colegio de enseñanza primaria, situado en Kaninagar, Mongla Upazila, en el distrito de Bagerhat. Mientras Sidr devastaba todo lo encontraba a su paso, en esos momentos peligrosos de la naturaleza, una preciosa niña nació sana y salva. Para recordar el Sidr, recibió el nombre de Sidora.

Caritas ya ha gastado 4,5 millones de USD en ayuda de emergencia, dinero por trabajo, reparaciones en los colegios que registraron daños, viviendas y letrinas; ayuda al sustento y trabajo de rehabilitación profesional.

Este mes se completará la construcción de 7.300 nuevas viviendas de bajo costo, con 6 millones de USD. También se han comenzado a reparar 164 refugios anticiclones existentes y se destinarán otros 5,5 millones de USD para la construcción de 35 nuevos refugios.

Los padres de Sidora recibieron alimentos y refugio de Caritas inmediatamente después del temporal. Ellos habían perdido su hogar y medios de sustento. Caritas concedió un préstamo a los padres de Sidora, con el fin de que pudieran comprar una casa y abrir un taller de carpintería. Ganan algo de dinero, pero no es suficiente y necesitarán más ayuda para su plena rehabilitación.

Sidora fue bautizada en la Iglesia católica hace dos meses. Su padre, Tapon Folia, dice: ‘La bendición de Dios es lo más importante. Si no hubiéramos tenido un refugio anticiclones, mi mujer no habría podido dar a luz a nuestra hija en un lugar seguro. Probablemente, mi esposa y mi hija habrían muerto en el maremoto. Consideramos que este refugio sea una gran ayuda para nosotros y toda la población de la zona”. Lean la historia completa de Sidora

Caritas recibió la bendición de la llegada de dos bebés esa noche. Tambien nació Baby Sidr Jona, un niño.

Relatos referidos por Mohammed Alauddin, Coordinador de Información y Comunicaciones de Caritas Bangladesh