Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Families receive a one-month ration of maize, sugar beans and vegetable oil. Caritas is providing food to 3000 families – 15,000 people – in Gweru diocese. It is hoping to provide food to 14,000 families – or 70,000 people - across Zimbabwe for six months. Credits: Cibambo/Caritas

Families receive a one-month ration of maize, sugar beans and vegetable oil. Caritas is providing food to 3000 families – 15,000 people – in Gweru diocese. It is hoping to provide food to 14,000 families – or 70,000 people – across Zimbabwe for six months.
Credits: Cibambo/Caritas

Los niños de Zimbabue se desmayan en el colegio por el hambre, por lo menos en los colegios donde hay maestros o profesores. Con frecuencia, los costes del transporte para ir al trabajo y comprar el almuerzo son demasiado altos para los pequeños salarios de los profesores.

En casa, la madre o el padre pueden saltar una comida, para que los niños tengan suficiente para poder comer. Y eso sólo cuando los niños tiene todavía a mamá o a papa en casa. Zimbabue cuenta con el mayor número de huérfanos del SIDA per cápita en todo el mundo.

Si en casa todavía están la madre o el padre, el padre podría haber vendido sus aperos agrícolas, que usaba antes para cultivar una pequeña parcela de tierra, con ello podría comprar comida para la familia. Si sólo está la madre en casa, ella podría verse obligada al comercio sexual, porque sin dinero, los campos en barbecho, sin un trabajo y con la economía nacional destrozada, ¿dónde se puede conseguir dinero para dar de comer a la familia?

Son sólo algunos ejemplos de las repercusiones del hambre en la vida de la gente. Pero hay otros muchos ejemplos que podría mencionarse, como el desarrollo escolar atrofiado y lento en los niños desnutridos, mayor posibilidad de caer enfermos y el riesgo de que las medicinas contra el SIDA podrían no funcionar, a causa de la carencia de comida nutritiva y regular.

Caritas lanzó una llamada pidiendo ayuda de emergencia, por valor de 7,7 millones de USD para Zimbabue, en enero de este año. Con esos fondos, Caritas quería facilitar a la población zimbabuense ayuda alimentaria, simientes y adiestramiento para cultivar productos para el consumo familiar y la venta, trabajo en las infraestructuras para recursos hídricos y educación para la prevención de enfermedades como el cólera, así como facilitar los medicamentos necesarios.

Jacques Dinan, Coordinador Regional para África de Caritas Internationalis, asistió recientmente a una distribución de alimentos en la diócesis de Gweru, en Zimbabue. Allí él estuvo hablando con Wonder Mufunda, un coordinador de la distribudión de alimentos, que estaba supervisando la distribución de la raciones mensuales de masa de maíz, azúcar, alubias y aceite vegetal, para familias hambrientas

El Sr. Mufunda explicó que sólo se había recaudado hasta la fecha un tercio de dinero previsto para cubrir la llamada de emergencia de Caritas. Eso significa que los recortes de las raciones repercutirán en las familias numerosas…. (ESCUCHEN)

Si la financiación lo consiente, el Sr. Mufunda dice que Caritas quiere distribuir ayuda alimentaria a más de 14.000 personas, en todo Zimbabue, durante seis meses. Pero asegura que hay también otras instituciones que necesitan el apoyo de Caritas, como los hospitales. Una vez, hace tiempo, se conocía a Zimbabue como la “cesta del pan de África”, sin embargo una serie de cosechas escasas ha dejado los campos pelados y secos. El Sr. Mufunda afirma que ésa es una de las razones de la actual crisis… (ESCUCHEN)

Él indica que, a pesar de la generosa solidaridad de numerosas organizaciones Caritas de todo el mundo, todavía hay muchas personas que pasan hambre. Él exhorta a toda la gente para que ayude a Caritas a contar con los fondos necesarios, para poder mitigar las repercusiones de la crisis alimentaria y económica en los zimbabuenses…(ESCUCHEN)