Esta página está a su disposición también en: Inglés

Caritas Sri Lanka is helping people rebuild their lives following years of war and the tsunami.  Credits: David Snyder/CRS

Caritas Sri Lanka is helping people rebuild their lives following years of war and the tsunami.
Credits: David Snyder/CRS

Mientras Sri Lanka se prepara a celebrar su 40º aniversario en diciembre, un tema rige y enlaza todas las celebraciones y el trabajo realizado, a lo largo de las últimas décadas: es el empoderamiento.

Poner fin a una guerra civil en curso y reconstruir vidas después del tsunami, son sólo dos de los retos que afronta la población de Sri Lanka. También hay zonas en las que Caritas Sri Lanka está empeñada en proyectos complejos.
“Estamos construyendo unas 8.900 viviendas, en un proyecto tsunami ”, nos indica el P. Damien Fernando, Director nacional de Caritas Sri Lanka.

Las llaves de las nuevas viviendas fueron entregadas recientemente, en el ámbito de las celebraciones de nuestro 40 aniversario. Caritas Sri Lanka quiere llegar a construir hasta 10.500 viviendas para marzo de 2009.

El Director asegura que, en el norte de la isla, numerosas personas han pasado un periodo muy difícil y necesitan desesperadamente una casa, porque antes eran desplazados por la guerra, luego tuvieron que trasladarse de nuevo por el tsunami y luego la guerra los obligó de nuevo a escapar, por tercera vez.

Caritas también facilita ayuda humanitaria a quienes escaparon por la guerra. El hecho que Caritas sea una organización local, arraigada en las comunidades de base, significa que ha podido ofrecer ayuda en zonas peligrosas, incluso cuando otras organizaciones se vieron obligadas a abandonar el país a instancias del Gobierno.

Las viviendas y la ayuda ofrecen sólo lo más básico a la población, con el fin de poder llevar una vida más estable, sin embargo, la paz es esencial para que la población pueda realizar su plena potencialidad. “Tenemos un programa de construcción de paz y queremos potenciar el diálogo interconfesional. Incluso durante el tsunami, no ayudamos sólo a los católicos. Trabajamos con los hindúes, los budistas e incluso musulmanes, porque sólo con el diálogo se pueden cambiar las cosas ,en Sri Lanka, para poder establecer una sociedad justa”, nos cuenta el P. Fernando.

Aunque los católicos son una minoría en Sri Lanka, donde hay numerosos budistas, así como musulmanes e hindúes, la Iglesia católica es muy activa en la promoción de la coexistencia y el diálogo El P. Fernando señala que los líderes religiosos se reúnen al menos una vez al mes, para reflexionar y buscar una solución al conflicto.

Mientras, Caritas Sri Lanka ha estado animando a la gente para que desarrolle sus propias capacidades y medios de sustento y, por ello, ha organizado una feria del comercio en ocasión de su aniversario. Caritas reunió a la población local, pequeños negociantes y gente del programa de Caritas para potenciar medios de sustento, y animó a todos a fabricar artículos, como adornos, alhajas, cuadros y artículos de cerámica, para venderlos.

Fue una ocasión para poder ganar un poco de dinero, aprender nuevas técnicas y consentir a los participantes del programa de Caritas explicar a todos la manera de ayudarles de Caritas, para cambiar sus vidas.

El P. Fernando parece feliz con los resultados. Ahora está planificando la manera en que Caritas puede ayudar a la población a asentar las bases para mejorar su vida, en los próximos 40 años: “Nos gustaría crear una sociedad en la que la gente viva en paz y harmonía con su dignidad”, concluye.