Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Imagine a world for tomorrow’s generation: Adaptation is not enough

Imagine a world for tomorrow’s generation: Adaptation is not enough

Caritas trabaja ayudando a las comunidades a adaptarse a los efectos del cambio climático, desde la construcción de refugios contra ciclones, en Bangladesh, hasta el establecimiento de sistemas de alerta temprana en la región del Sahel, propensa a la sequía en la zona occidental de África.

En los últimos decenios, se han hecho progresos en lo que se refiere a la limitación de las pérdidas de vidas humanas causadas por catástrofes naturales. Mientras que el ciclón Sidr ocasionó la muerte de 3.000 personas aproximadamente en Bangladesh; en 2007, tormentas similares o de menor intensidad causaron 1000 veces más muertos en 1972 y 45 veces más en 1991, gracias sobre todo a que los gobiernos y las comunidades locales han adoptado medidas para reducir los riesgos.

Ahora que todo se ve amenazado por el cambio climático, casi 250 millones de personas al año se ven afectadas por catástrofes naturales. La mayoría de esas catástrofes están vinculadas al clima, como los huracanes, las sequías y las inundaciones. Sin embargo, según las previsiones, ese número se duplicará en 2015.

Por otra parte, el cambio climático incrementará también la amenaza de nuevos conflictos, lo que significa nuevos desplazados y la necesidad de más ayuda humanitaria.

Caritas cree que no es suficiente adaptarse a los efectos del cambio climático, algo que resultará cada vez más caro. Caritas debe añadir su peso moral para exigir medidas que frenen el cambio climático.