Esta página está a su disposición también en: Inglés

Distribution of non-food assistance by CARITAS Dingila in Eastern Province (30 May 2009) Credits: Caritas

Distribution of non-food assistance by CARITAS Dingila in Eastern Province (30 May 2009)
Credits: Caritas

Caritas necesita12 millones de USD para cubrir las necesidades básicas de 400.000 personas afectadas por la escalada del conflicto en la República Democrática del Congo.

El recrudecimiento de los combates entre milicias extranjeras y el ejército ha provocado un empeoramiento dramático en las condiciones de vida de más de un millón de personas. Entre las milicias se encuentran las FDLR (Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda) en Kivu Norte y Kivu Sur y el Ejército de Liberación del Señor (LRA), integrado por rebeldes ugandeses, en la Provincia Oriental.

Las mujeres y los niños son especialmente vulnerables. Las violaciones contra mujeres y niñas jóvenes han aumentado significativamente. Un 14,8 por ciento de niños y niñas no llegan a cumplir los cinco años de edad. Más de una de cada diez personas están desnutridas.

Caritas ha lanzado una llamada por valor de 12 millones de USD para distribuir alimentos, utensilios de cocina, medicamentos y educación para niños. Caritas también aportará atención médica y ayuda psicológica a mujeres que hayan sufrido violaciones.

El Dr. Bruno Miteyo, Director de Caritas Congo, afirma: “Son muchas las personas en situación de necesidad extrema en el Congo. Personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares, cuyas posesiones han sido robadas o quemadas, que carecen de alimentos, de atención médica o de educación. Caritas puede llegar hasta ellas gracias a las redes que tiene establecidas sobre el terreno, haciendo que la ayuda llegue de manera inmediata.”

Entre las zonas en conflicto se encuentran Kivu Norte y Kivu Sur. La situación de las más de un millón de personas que se han visto obligadas a dejar sus hogares se ha agravado aún más por el creciente número de ataques perpetrados por rebeldes de las FDLR (Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda) y la violencia surgida como consecuencia de la falta de disciplina entre las filas del ejército congolés.

Un grupo rebelde de Uganda, el Ejército de Liberación del Señor (LRA), está sembrando el terror también entre la población de la Provincia Oriental.

La población civil de Ituri y Opienge sigue viviendo bajo la amenaza de las milicias locales.

Caritas pide una intervención humanitaria urgente en Congo por parte de la comunidad internacional. Caritas insta al gobierno de Congo a otorgar protección a la población y emplear todos los esfuerzos posibles para construir la paz.