Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas pide justicia para los pobres de los países en vías de desarrollo, que son los más afectados por las repercusiones negativas del cambio climático, pese a que son los que menos han contribuido a crearlo.

Caritas lanzó la campaña “Sembremos juntos justicia climática” a finales de 2008, durante una conferencia de las Naciones Unidas en Poznan, Polonia.

Los países industrializados son responsables del 70% del dióxido de carbono emitido desde el comienzo de la era industrial.

Los países en vías de desarrollo son los que tienen menos posibilidades de reaccionar y los más vulnerables a los cambios de las pautas meteorológicas, las tormentas catastróficas y otros efectos del cambio climático.

La campaña “Sembremos juntos justicia climática” reúne a centenares de miles de católicos para que exhorten a sus respectivos gobiernos a negociar un acuerdo climático socialmente justo para después de 2012.

Se invita a los simpatizantes a firmar una petición en línea y enviar postales a sus respectivos gobiernos. La campaña está encabezada por Caritas y la red CIDSE, una alianza de organizaciones católicas para el desarrollo.

Objetivos de la campaña:

  • Todos los países deben reconocer y proteger el derecho de las personas de los países en desarrollo a un desarrollo sostenible, y atribuir prioridad a los más vulnerables
  • Las economías industrializadas deben prestar un apoyo, financiero y tecnológico adicional, seguro y suficiente para facilitar la adaptación de los países en vías de desarrollo al cambio climático y mitigar sus efectos
  • Las economías industrializadas deben comprometerse a reducir las emisiones en un 30-40% como mínimo, antes de finales de 2020 (basándose en los niveles de 1990).

por favor visitar las pagínas de la campaña