Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Unprecedented human tragedy in Sri Lanka

Unprecedented human tragedy in Sri Lanka

Según fuentes de Caritas, numerosos inocentes están muriendo en Sri Lanka, a causa de bombardeos indiscriminados, tanto por parte de Ejército, como de los rebeldes, con centenares de heridos e intensos sufrimientos, entre la población civil.

En una declaración oficial, Caritas Sri Lanka afirma que la violencia está alcanzando una intensidad sin precedentes y las posibilidades de alcanzar una solución política parecen cada vez más lejanas. La población civil no se siente segura. Los desplazados que se vieron obligados a abandonar sus hogares no cuentan con refugios seguros, ni protección adecuada.

Caritas Sri Lanka asegura que los campamentos para proteger a la gente que escapó de la violencia también son percibidos como lugares poco seguros, y exige mayor transparencia, en la gestión de dichos campamentos. Según Caritas Sri Lanka, muchas personas, incluyendo a mujeres, niños y ancianos, han sido obligadas a desplazarse reiteradamente, unas 10-12 veces, a causa de los enfrentamientos.

La declaración de Caritas afirma que la carencia de alimentos es drástica, sobre todo para las personas que están en Vanni. Hay escasez de agua y están empezando a manifestarse enfermedades que se propagan por el agua. La declaración destaca que, sin olvidar la apertura del Gobierno para ayudar a la población tamil y su petición de ayuda a la Iglesia, es importante destacar la necesidad de facilitar el acceso de las organizaciones humanitarias a los campamentos. También se señala la necesidad de ayudar al rápido reasentamiento de las personas, en sus localidades de origen, o en otros pueblos seguros, cuando no sea posible el retorno a sus hogares.

Caritas Internationalis exhorta a ambas partes en conflicto para que respeten el derecho de la población civil a la protección y cesen inmediatamente las hostilidades.

Caritas Internationalis lanzó el año pasado una llamada, pidiendo ayuda de emergencia, por valor de 2.411.764 USD, con el fin de facilitar a unos 100.000 afectados por el conflcito en Sri Lanka, el acceso al refugio, provisiones, enseñanza, medios de sustento, agua y sanemientos, asistencia médica y social y asesoramiento.