Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Eva Mape decided to set up her own tailoring business supported by Caritas. Credits: Caritas Colombia

Eva Mape decided to set up her own tailoring business supported by Caritas. Credits: Caritas Colombia

Cuando la guerra de Colombia llegó al pueblo natal de Eva Mape y explotó el bloque de apartamentos en el que estaba el suyo, ella se dio cuenta de que había llegado el momento de irse: “No quedaba otra elección, había que marcharse. Lo único que pudimos salvar fue alguna ropa que estaba tendida fuera”, dice la Sra. Mape.

Su relato reitera el de millones de colombianos que, en los últimos 45 años, han vivido en el terror de una guerra entre el Gobierno, los rebeldes y los paramilitares.

Tras mudarnos a diferentes lugares, decidimos asentarnos en Ibagué, zona central de Colombia: “Decidimos quedarnos aquí, incluso si hubieramos tenido que vivir en refugios construidos con lonas”, dice ella.

Caritas ayudó a la Sra. Mape y otras personas de su comunidad a organizarse en grupos, con el fin de pudieran hacer frente juntos a la situación. Eso les ayudó a creer que podrían tomar el control de su vida. Caritas también ofreció a la comunidad capacitación y formación profesional.

“Con la capacitación que nos ha ofrecido Caritas nos sentimos empoderados, porque antes muchos de nosotros estaban acostumbrados a que les hicieran las cosas, por ser desplazados”, dice la Sra. Mape.

Las mujeres de la comunidad decidieron crear su propio negocio de sastrería. Trabajando en autonomía, tienen más tiempo para organizar sus vidas ya cuidar de su hijos. Caritas demostró su interés en lo que hacían las mujeres y ofreció su apoyo al negocio.

“Estamos mejor preparadas con la formación facilitada por Caritas. Estamos mejor informados sobre nuestro derechos humanos y sobre la manera de vivir juntos y trabajar por el perdón y la reconciliación”, añade Eva.

Mons. Héctor Fabio Henao, director de Caritas Colombia, reitera la importancia del apoyo a estos grupos, no sólo en el plano nacional, sino de la comunidad internacional: “Para estas comunidades, es muy importante las solidaridad internacional, porque significa la solidaridad de grupos internacionales que trabajan por la justicia, la verdad, la reparación y para que no se repitan las atrocidades del pasado”.

La Sra. Mape consiguió recuperar el control de su propia vida y consolidar una cierta estabilidad para su familia. Su mala experiencia en el pasado no ha destruido su esperanza de que un día puedan cambiar las cosas. Me imagino una Colombia de paz, sin violencia, ni secuestros y sin tanta pobreza”, concluye Eva.