Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Lunch for students at Lupaka Primary School in Zimbabwe. Credits: David Snyder/Caritas

Lunch for students at Lupaka Primary School in Zimbabwe.
Credits: David Snyder/Caritas

El porcentaje de aprobados en la Escuela Primaria Lupaka en Zimbabue era alto; luego comenzo la escasez de alimentos y los ninos ya no querian ir a la escuela.

“La razon es simple”, explica el director Kembo Ndlovu. “Los ninos que no reciben suficientes alimentos no tienen energia para ir a la escuela, y si van, los tormentosos retortijones por hambre les dificultan el aprendizaje”.

La aguda crisis humanitaria en Zimbabue continuo en 2009, mas de la mitad de la poblacion depende de la ayuda alimentaria para sobrevivir.

Caritas ayudo a los estudiantes de Lupaka suministrandoles comidas diarias de avena altamente nutritiva a 535 de ellos. Para muchos era la unica comida diaria con la que podian contar.

“Cuando se empezaron a proporcionar las comidas, uno veia a las madres traer a sus hijos a la escuela, y la asistencia aumento enormemente. Ahora, los estudiantes estan altamente motivados”, dice Ndlovu.

El hambre ha tenido consecuencias inmediatas y a largo plazo. Los ninos malnutridos estan mas expuestos a enfermedades. Sin educacion se encontraran en una posicion vulnerable en la vida. Las comidas escolares proporcionan nutricion vital, pero tambien motivan a los ninos a seguir asistiendo a la escuela.