Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Water, LRA emergency response, TamburaYambio, Credits: Bridget Burrows/CAFOD

Water, LRA emergency response, TamburaYambio,
Credits: Bridget Burrows/CAFOD

En el marco de un importante proyecto ejecutado junto con las Naciones Unidas y organismos de la UE, Caritas presta ayuda de emergencia a las personas afectadas por los ataques del Ejército de Resistencia del Señor (LRA) en el Sudán meridional.

Alrededor de 1,8 millones de refugiados y personas desplazadas regresaron a sus hogares el año pasado en el Sudán meridional, pues parecía que los enfrentamientos finalmente habían terminado tras veinte años de guerra civil. Muchas personas permanecieron alejadas de casa todos estos años.

Sin embargo, la violencia intertribal y los ataques del grupo rebelde ugandés del LRA estallaron de nuevo, ocasionando la muerte de un número estimado de 250 personas. Alrededor de 100.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares una vez más en 2009.

Caritas proporciona 400.000 euros para ayudar a 5.000 hogares en la diócesis de Tombura-Yambio, en Ecuatoria Occidental. La ayuda prevé el pago de los sueldos del personal de apoyo para los proyectos de abastecimiento de agua, saneamiento e higiene, consolidación de la paz, y distribución de semillas, aperos, utensilios de cocina y alimentos.

El Sudán es el país con más personas desplazadas internamente (PDI) del mundo. 2,7 millones de sudaneses siguen viviendo como desplazados, muchos de los cuales depende de la ayuda alimentaria.

Además de los problemas derivados del conflicto y el desplazamiento, el Sudán meridional experimentó una fuerte crisis alimentaria en 2009, que dejó a uno de cada dos niños en estado de malnutrición.

Es de esperar que el referéndum de 2011 sobre la independencia del Sudán meridional constituya un nuevo paso adelante hacia la transición democrática. Sin embargo, podría desencadenar nuevos conflictos en esta ya frágil región

El proyecto de Caritas responde a las necesidades más urgentes y, además, promueve actividades que habilitan a las personas y les infunden esperanza de cara al futuro.

Muchas personas han perdido sus familiares y sus casas. Lina Ngbadeegbe, de 53 años de edad, resultó particularmente afectada. Perdió a cuatro miembros de su familia en el exilio. Gracias a otra PDI, Elvira Raphael, de 36 años de edad, Lina ya no tendrá que caminar durante varias horas para abastecerse de agua. Caritas capacitó a Elvira como mecánica de bombas, por lo que ahora facilita acceso al agua a otras PDI.

El LRA tiene la triste reputación de secuestrar niños para transformarlos en soldados o en esclavos sexuales. Los rebeldes someten a los secuestrados a una disciplina y actos de iniciación brutales, como por ejemplo cortar parte del cuerpo y asesinar a miembros de sus familias.  El hijo de 12 años de edad de Taritizio Nzeme fue secuestrado por los rebeldes. John, su nieto de 14 años, tuvo suerte. Mientras estaba con el hijo de Taritizio durante el secuestro, logró escaparse. Taritizio y su familia recibieron materiales para el hogar de caritas.

Lea sus historias

 

Taritizio Nzeme, 62 años. Su hijo mayo de 12 años fue secuestrado.
John Bakoyego, nieto de Taritizio, 14 años, poco días antes del fallido secuestro
Lina Ngbadeegbe, 53 años, perdió a cuatro miembros de su familia en el exilio.
Elvira Raphael, una PDI de 36 años, asistió a un curso de formación organizado por Caritas para ser mecánico de bombas y ahora puede ayuda a otras PDI