Esta página está a su disposición también en: Francés

The change in climate conditions has led to frequent frosts, floods and water shortages in Bolivia Credits: Alexander Bühler/ Caritas Germany

The change in climate conditions has led to frequent frosts, floods and water shortages in Bolivia
Credits: Alexander Bühler/ Caritas Germany

Para muchas personas, especialmente para las que viven en los países pobres, el cambio climático parece una realidad tangible con la que tiene que lidiar todos los días. Los efectos negativos del cambio climático son más visibles en los países del mundo en desarrollo, mientras que los países industrializados contribuyen principalmente el deterioro del medio ambiente mundial.

Bolivia es uno de los países muy afectados. Sus agricultores tienen que vivir con lo que la tierra, la Pacha Mama, produce. El cambio de las condiciones climáticas ha dado lugar a frecuentes heladas, inundaciones y situaciones de escasez de agua.

Según los científicos, el aumento de la temperatura ha acelerado el retroceso de los glaciares andinos en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas predijo en 2007 que un aumento de la temperatura podía ocasionar el derretimiento de todos los glaciares de América Latina en un plazo de 15 años, amenazando importantes reservas de agua para la población.

De esta cuestión se trató en las conversaciones sobre el cambio climático de Copenhagen de diciembre de 2009. El Presidente de Bolivia, Evo Morales, defraudado por la falta de un firme compromiso de parte de los países industrializados en Copenhagen, resolvió celebrar una cumbre alternativa en abril, en la ciudad boliviana de Cochabamba.

El cambio climático es otra importante cuestión que pone a dura prueba una economía ya duramente afectada como la boliviana. Bolivia es uno de los países menos desarrollados y más pobres de América Latina. Alrededor del 60% de sus 9,9 millones de habitantes vive por debajo de la línea de pobreza.

Además de la pobreza, el país tiene otro triste record. Según un reciente estudio del Departamento de Estado Americano, Bolivia es el tercer mayor productor mundial de coca, la materia prima para la elaboración de cocaína, después de Colombia y Perú. El documento estima que el cultivo de la coca ha aumentado en un 10% en 2009, y en un 50% desde 2007.

Caritas ha establecido un programa de prevención de catástrofes de dos años de duración en cuatro regiones bolivianas, con la finalidad de hacer frente a los problemas ocasionados por el cambio climático y reforzar la agricultura local. Dicho programa no sólo dispensará beneficios a las 35 aldeas interesadas, sino también a las comunidades vecinas que pueden aplicar por su cuenta los resultados en sus propios pueblos.