Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas Asia takes part in a climate justice march at UN talks in Bangkok. Credits: Caritas

Caritas Asia takes part in a climate justice march at UN talks in Bangkok.
Credits: Caritas

El ano 2009 fue un ano de intensa actividad en materia de cambio climatico en preparacion para la conferencia de la Convencion Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climatico (CMNUCC) que se realizo en Copenhague en el mes de diciembre. Se tenian grandes expectativas de que se iba a lograr un acuerdo vinculante para reducir las emisiones de gases de invernadero y para incrementar la ayuda economica y tecnologica para los paises pobres.

Caritas Internationalis se unio a su red catolica hermana CIDSE en la campana “Sembremos justicia climatica”. Se les pidio a los simpatizantes que enviaran tarjetas postales a sus gobiernos y que firmaran una peticion en linea exhortando a un trato justo para los pobres.

A lo largo de 2009 se llevo a cabo una serie de importantes reuniones para preparar el camino para Copenhague. Representantes de Caritas asistieron a platicas de las Naciones Unidas en Bonn, Nueva York, Bangkok y Barcelona para persuadir a los gobiernos para que llegaran a un acuerdo justo.

En las platicas de las Naciones Unidas en Bonn, se presento un informe sobre la importancia de medidas de adaptacion al cambio climatico de baja tecnologia. Al mismo tiempo, en una reunion de Caritas en Malawi se estaba discutiendo como prepararse mejor para el impacto del cambio climatico. El personal de Asia, Africa y Latinoamerica pudo dirigirse a los participantes de las platicas en Bonn via un enlace web en vivo.

En septiembre, la campana Sembremos justicia climatica llevo a una delegacion de alto nivel de obispos y expertos del clima a las Naciones Unidas en Nueva York para reunirse con lideres mundiales. El Cardenal Keith O’Brien de Escocia dijo durante la visita: “Los paises ricos tienen el deber moral inequivoco de ayudar a los paises en vias de desarrollo que ya estan sufriendo las consecuencias de la forma despilfarradora en que hemos usado los combustibles fosiles para obtener beneficios economicos”.