Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas members around the world participate on the “greening” of their offices. Credits: Catholic Charities USA

Caritas members around the world participate on the “greening” of their offices.
Credits: Catholic Charities USA

En una reciente reunión del Grupo de Referencia sobre Justica Climática de Caritas Internationalis, hubo un animado debate sobre cómo conseguir que nuestras oficinas fueran “más verdes”. Enseguida nos dimos cuenta de que no estábamos sólo tratando temas de medio ambiente y sus repercusiones en las personas con las que trabajamos, sino que además estamos intentando hacer algo personal sobre este tema. Todos hablamos de la manera en que nuestras respetivas organizaciones estaban intentando ser más conscientes de nuestra huella ecológica.

A continuación indicamos algunos ejemplos de la manera en que nuestros miembros están intentando aligerar esas huellas:

Caritas Alemania está realizando consultas conjuntas sobre la manera de hacer más verde su trabajo. Están trabajando en un proceso para determinar maneras de trabajar que protejan más el medio ambiente, con iniciativas como compartir coches para los desplazamientos.

Caritas India está redactando una evaluación marco que indique la manera en que el programa de actividades puede ser más ecológico. Estará ultimado en dos meses.

Caritas Bélgica está estudiando el edifico de su sede; el transporte que se usa para ir a y volver del trabajo; sus proyectos en el terreno; y está sensibilizando a todos en la oficina sobre este problema. Han pedido ayuda a una organización local para que proceda con el estudio. Aunque se dan cuenta de los retos financieros que hay que afrontar, al realizar los cambios requeridos. Quieren comprobar los costes de esos cambios.

Caritas Burkina Faso está aplicando medidas de sensibilización para comprobar la situación sobre las emisiones. ¿Pueden usar con mayor frecuencia los autobuses para asistir a las reuniones? En las parroquias y oficinas nacionales, están estudiando la posibilidad de utilizar energía alternativa (solar) y plantar árboles. Todas las estrategias se concluyen planteándose de nuevo el nuevo impacto económico de las medidas adoptadas.

Caritas MONA está realizando un proyecto de reciclaje en sus oficinas, como reunir el papel para reciclarlo, apagar las luces y aparatos de la oficina cuando se usen.

En Caritas Sudáfrica tienen un lema: ‘reduce, reutiliza, recicla’. Y predican con el ejemplo a quienes visitan las oficinas.

Uno de los miembros Caritas de EE.UU., Catholic Relief Services, hizo un inventario en la sede para comprobar de qué manera podían cuidar mejor de la energía y los materiales. Al trasladarse a la nueva sede, el ‘Global Headquarters’ de Baltimore, CRS se comprometió a hacer de ella un edificio ‘verde’. También reciclan, fomentan el uso del trasporte público y equipos de oficina con consumo inteligente de energía, sin despilfarros. En el plano internacional, algunas oficinas de CRS intentan tener cuidado con sus huellas de carbono en las oficinas y viajando.

Otro miembro de Caritas en EE.UU., Catholic Charities USA, vincula el cambio climático con su campaña para reducir la pobreza, reconociendo que los pobres sufren más por la degradación del medio ambiente. Animan a sus OO.MM. a pensar “en verde” en sus oficinas y los servicios que ofrecen. Entre las iniciativas de CCUSA para conseguir que sus oficinas sean más verdes, podemos mencionar: usan tazas de café reutilizables, beben agua del grifo filtrada (no agua embotellada), papel reciclado, imprimen por ambos lados el papel y reciclan todo lo que pueden. También se comprometieron a imprimir el menor número posible de documentos en la oficina y celebran más conferencias telefónicas, en lugar de hacer viajes.