Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Imagine a migrant's rights protected: Migrants rights

Imagine a migrant’s rights protected: Migrants rights

• Atribución de prioridad a las políticas sociales y económicas que promuevan el desarrollo en los países pobres para que las personas no se vean forzadas a emigrar
• Las políticas migratorias restrictivas no son la respuesta. Ofrecer más oportunidades en los países de origen hará más atractiva la permanencia en el país
• Una mejor reglamentación del mercado laboral para contribuir a luchar contra la explotación. Caritas exhorta a los gobiernos y las empresas para que ofrezcan condiciones de trabajo decentes. En la Conferencia sobre la Iniciativa Mundial para Luchar contra la Trata de Personas, celebrada en febrero, Caritas les solicitó a los líderes del mundo que cumplieran con los compromisos que habían contraído, en la lucha contra la pobreza y para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Las promesas incumplidas llevan a la desesperación y la injusticia, que constituyen un terreno fértil para la trata de personas y la esclavitud.

En la reunión de COATNET (Organizaciones Cristianas contra la Trata de Personas) de octubre, en París, Caritas destacó la necesidad de un compromiso para empoderar a las mujeres en la familia y luchar contra la trata de niños.

En el Foro Mundial sobre Migraciones y Desarrollo, de noviembre, Caritas defendió las políticas económicas y sociales que promueven el desarrollo y reducen la migración forzada.

En la Conferencia de las Américas sobre la Respuesta a la trata de Personas de Washington, organizada por las organizaciones miembros de Caritas en Estados Unidos, Caritas intercambió iniciativas y experiencias con más de 50 participantes de América del Norte, América Latina e invitados de Europa, Oriente Medio y Asia.

En un Foro sobre Migraciones, celebrado en Dakar en diciembre, Caritas les pidió a los gobiernos donantes, que no crearan una oposición entre el control de la migración y la ayuda para el desarrollo, y exhortó a los gobiernos de los países de origen a adoptar políticas justas y coherentes, que ofrezcan oportunidades y la esperanza de una vida mejor para los jóvenes.