Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

A year ago, a coalition of Catholic charities in the USA launched ‘Who’s Under Your Carbon Footprint?’, a campaign inviting people to take the St. Francis Pledge to care for creation and the poor. Credits: Caritas

A year ago, a coalition of Catholic charities in the USA launched ‘Who’s Under Your Carbon Footprint?’, a campaign inviting people to take the St. Francis Pledge to care for creation and the poor.
Credits: Caritas

Por Kathy Brown, Caridades Católicas EE.UU.

Las últimas noticias de Estados Unidos en cuanto a la aprobación de una legislación sobre cambio climático para proteger a los pobres en todo el mundo no son buenas.

A lo largo del año pasado, se les pidió a senadores claves que incluyeran y reforzaran previsiones en la legislación sobre cambio climático para proteger a los pobres y vulnerables, en nuestro país y en todo el mundo, del impacto del cambio climático y los efectos de las políticas necesarias para enfrentarlo.

Lamentablemente, el Senado no considerará la legislación climática este año.

El año pasado, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que respetaba las inquietudes de la iglesia católica y otros grupos de inspiración religiosa. Este incluía financiamiento moderado para programas nacionales e internacionales de adaptación y mitigación. El Senado elaboró su proprio proyecto de ley que no contó con la aprobación del episcopado.

Dado que este es un año de elecciones, las posibilidades de que se trabaje más, incluso en el proyecto energético más modesto, este otoño son probablemente muy reducidas. Los miembros del Congreso están ansiosos de ir a casa y empezar a hacer proselitismo. Tanto el Senado como la Cámara de representantes esperan ir de vacaciones el 8 de octubre.

San Francisco de Asís nos recuerda de la creación de Dios y que renovemos nuestro compromiso de velar por ella. Como defensor de los pobres, también nos pide que los recordemos.

En Estados Unidos, a través de la Catholic Coalition on Climate Change (Coalición Católica para el Cambio Climático de la que Caridades Católicas EE.UU. y Catholic Relief Services forman parte) ya se ha empezado a trabajar para facilitar una forma en que las parroquias, las escuelas, las diócesis y los hospitales se puedan comprometer a cuidar de la creación y velar por los pobres.

Como dice la Coalición: “El impacto del cambio climático es más fuerte en los pobres. Nuestra fe nos invita a andar con cuidado y actuar con valentía”. Hace un año, la Coalición lanzó la campaña “Who is Under Your Carbon Footprint?” (¿A quién le afecta su huella de carbono?), que invita a asumir el compromiso de San Francisco de cuidar de la creación y velar por los pobres.

Los participantes prometen rezar y reflexionar sobre del deber de cuidar de la creación de Dios y proteger a los pobres y vulnerables.

Aprenden, y educan a otros, sobre las causas y las dimensiones morales del cambio climático. Evalúan cómo contribuimos, individual y colectivamente, al cambio climático a través de nuestro uso, consumo y desperdicio de energía, y más.

Actúan para cambiar nuestras opciones y comportamientos para reducir las formas en que contribuimos al cambio climático. Y hacen incidencia para que se tomen en cuenta los principios y las prioridades católicas en los debates y las decisiones sobre el cambio climático, especialmente dado que éstas afectan a los pobres y vulnerables.

Desde el inicio de la campaña, 52 parroquias han asumido el compromiso. La mayoría de agencias católicas nacionales han asumido el compromiso. Y los hospitales católicos también la han asumido.