Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Climate proof disaster risk reduction programme aims to increase the relience of poor communities to impacts of natural hazards, climate change and ecosystem degradation. Credits: Cordaid

Climate proof disaster risk reduction programme aims to increase the relience of poor communities to impacts of natural hazards, climate change and ecosystem degradation.
Credits: Cordaid

Por Sasja Kamil, Cordaid (Caritas Países Bajos)

Las comunidades pobres son, por mucho, las más vulnerables a los impactos de los peligros naturales, el cambio climático y la degradación de los ecosistemas. Éstos dañan su sustento y erosionan su capacidad para adaptarse y superar adversidades. Apoyarlos requiere trabajo en equipo.

Para Cordaid, esta colaboración llegó como Partners for Resilience – una alianza integrada por cinco organizaciones: Cordaid, la Cruz Roja de los Países Bajos, Care Nederland, el Centro Climático de la Cruz Roja y la Medialuna Roja, y Wetlands International. Estas organizaciones han formulado conjuntamente un programa de 5 años para intentar volver la reducción de riesgos de desastres resistente al clima.

Objetivos:

  • Aumentar la resiliencia de las comunidades a los desastres, el cambio climático y la degradación medioambiental;
  • Aumentar la capacidad de las organizaciones de la sociedad civil para aplicar medidas de reducción de riesgos de desastres, adaptación al cambio climático y manejo y restauración de ecosistemas, y sostener el diálogo sobre políticas;
  • Hacer que el entorno institucional – de nivel internacional a nivel de las bases – sea más propicio para integrar los enfoques basados en reducción de riesgos de desastres, adaptación al cambio climático y ecosistemas.

Partners for Resilience pretende lograr este objetivo integrando tres enfoques: reducción de riesgo de desastres, adaptación al cambio climático, y manejo y restauración de ecosistemas.

Una característica esencial del programa es compartir las innovaciones con los interesados en diferentes niveles: “de local a global y de vuelta”. El programa se basa en la riqueza de los partenariados mundiales existentes de los miembros de la alianza, así como de partenariados con instituciones de conocimiento y con el sector privado.

Si tiene éxito, se calcula que este programa reducirá el impacto de los desastres naturales en el sustento de 1.000.000 de miembros de comunidades vulnerables, tanto en áreas rurales como en tugurios urbanos.

El programa se implementará en nueve países: Etiopía, Guatemala, India, Indonesia, Kenia, Mali, Nicaragua, Las Filipinas y Uganda. Se le ha presentado una propuesta de cofinanciamiento al gobierno holandés (€70 millones para 5 años) y se espera empezar el 1 de enero de 2011.