Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas providing long term help to rebuild Haiti

Caritas providing long term help to rebuild Haiti

Casi un año después del terremoto, los programas de socorro y reconstrucción de Caritas en Haití están bien establecidos en todo el país.

Caritas invertirá más de 217 millones de dólares US en Haití durante un año, a partir de mayo de 2010.

Esta ayuda cubrirá nuevas necesidades de emergencia ocasionadas por los huracanes, las inundaciones o la epidemia del cólera, mediante la distribución de materiales de higiene y ayuda alimentaria, pero también a través de proyectos de infraestructura y vivienda, educación, medios de subsistencia, abastecimiento de agua, saneamiento, fomento de capacidad y programas de salud.

Se trata de fondos adicionales a los 14 millones de dólares US aproximadamente ya desembolsados durante los primeros tres meses después de la catástrofe para financiar las actividades de socorro de emergencia y los primeros programas de rehabilitación.

Como más de un millón de personas viven aún en campamentos, Caritas sigue atribuyendo prioridad al problema de la vivienda en su labor en Haití.

Actividades tales como la construcción y reparación de casas, el fomento del respeto de las normas de construcción antisísmica, la capacitación de la mano de obra en el sector de la construcción, y el suministro de materiales de construcción para los damnificados por el terremoto representan casi un tercio del presupuesto del programa de rehabilitación para un año.

Más de 100.000 personas se beneficiarán de los programas de vivienda de Caritas. Muchos son los obstáculos que deberán superarse en este campo durante el año. Se tenían que despejar los escombros, resolver los problemas de los títulos de propiedad de las tierras y obtener los permisos para construir en los lugares planificados.

La salud, la nutrición y la seguridad alimentaria son las otras actividades prioritarias de Caritas en Haití, que representan el 29% del presupuesto actual y que benefician a alrededor de 670.000 haitianos.

Caritas mantiene su presencia con miras a fortalecer el sector de la atención de la salud a largo plazo. Incluso antes del terremoto, muchos haitianos no recibían suficiente atención sanitaria.

Caritas está estableciendo o promoviendo dispensarios y equipos móviles de salud en diferentes regiones. La sensibilización acerca las cuestiones de la atención de la salud y la higiene se lleva a cabo mediante campañas y actividades de capacitación, especialmente en los campamentos para personas desplazadas.

Hacia finales de año, se tuvieron que establecer programas complementarios para hacer frente a la epidemia del cólera. Caritas invirtió en personal y equipo para los centros de salud locales y distribuyó tabletas para la depuración del agua e impartió capacitación para prevenir la difusión de la epidemia.

En lo que se refiere a la seguridad alimentaria, se presta apoyo mediante la distribución de semillas y ganado a los productores, la reconstrucción de los sistemas de riego y la capacitación.

Además, Caritas dirige una amplia variedad de programas en las esferas de la educación, la promoción de los medios de subsistencia y el fomento de capacidad para ayudar a los haitianos a reconstruir sus vidas después de la catástrofe y brindarles oportunidades para el futuro.

Entre las iniciativas puestas en marcha figuran la reconstrucción de escuelas y orfanatos, el apoyo y orientación psicológica para los niños traumatizados, la distribución de becas de estudio, la capacitación sobre derechos humanos y gestión, el establecimiento de sistemas de alerta temprana y el apoyo a los medios de información locales.

Caritas Haití trabaja en actividades de emergencia, desarrollo y justicia social desde hace 35 años y está presente en todo el país a través de sus oficinas diocesanas, su personal, los párrocos y los voluntarios de las comunidades.

Varias organizaciones internacionales miembros de Caritas ya tenían programas en curso en Haití antes del terremoto de este año.