Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Women migrants face abuse and exploitation in the work place. Credits: Caritas

Women migrants face abuse and exploitation in the work place.
Credits: Caritas

Caritas está exhortando a los gobiernos para que firmen la Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y sus familias. Dicha convención conmemora su 20º aniversario este mes.

Para Caritas, los migrantes y especialmente la mujeres que emigran, deben hacer frente a malos tratos y explotación en el puesto de trabajo.

Una conferencia organizada por Caritas, a primeros de este mes en Senegal, bajo el lema ‘El rostro femenino de la migración”, reiteró la necesidad de una mayor protección para las mujeres migrantes. Este foro reunió en Saly, Senegal, del pasado 30 de noviembre al 2 de diciembre, a 100 participantes de 49 países, incluyendo a expertos del Pontificio Consejo para Migrantes e Itinerantes y altos prelados, conferencias episcopales, la OIT, la OIM, académicos, organizaciones asociadas y de Caritas.

Los participantes en el encuentro afirmaron que la convención ya está considera como una norma mundial para la protección de los migrantes. Exhortaron a los gobiernos para que la ratifiquen e implementen con urgencia.

Martina Liebsch, Directora de Incidencia de Caritas Internationalis, dijo: “La migración es un fenómeno mundial. Ha llegado el momento de conseguir normas internacionales para la protección de los trabajadores migrantes, especialmente las mujeres, que con frecuencia se ven discriminadas. Hablar de migración sin tener en cuenta las necesidades de las mujeres, significa estar fuera del mundo real”.

Caritas exhorta a los gobiernos para que:

  • faciliten oportunidades asequibles, seguras y legales para la emigración de las mujeres, por ejemplo, con la abolición de las cuotas de contratación de las agencias;
  • regulen los sectores en los que trabajan las mujeres, con el fin de evitar los malos tratos y la explotación, por ejemplo, no limitando el permiso de trabajo a un solo empleador;
  • mermen el poder de traficantes y contrabandistas, por ejemplo, haciendo que la protección de las víctimas no dependa sólo de su cooperación con la aplicación de la ley.

Caritas aplaude al Comité de Trabajadores Migrantes por su promoción de los derechos de los trabajadores migrantes y miembros de sus familias.

Para más información, llamen a Michelle Hough (inglés) al +39 06 69879721/+39 334 2344136 o hough@caritas.va.