Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas has prepared supplies near key hotspots to distribute in the event of a crisis to 100,000 people. These include tarpaulins, soap, buckets, and jerry cans, shelter. Credits: Karen Kasmauski/CRS

Caritas has prepared supplies near key hotspots to distribute in the event of a crisis to 100,000 people. These include tarpaulins, soap, buckets, and jerry cans, shelter. Credits: Karen Kasmauski/CRS

Para Sudan, se está acercando probablemente el momento más crítico de toda su historia moderna. Una nación cuyo pasado ha soportado décadas de conflicto, ahora tendrá que tomar decisiones críticas sobre su futuro. El sur del Sudán determinará si seguir formando parte de un país unido o la secesión.

Caritas reza para que el futuro sea de paz y esperanza y la respuesta de emergencia no sea necesaria. Sin embargo, Sudán podría tener que hacer frente a una potencial inestabilidad.

Los miembros de Caritas ya están trabajando juntos en Sudán, a través de la ‘Llamada de Caritas Internationalis para la Preparación ante Emergencias’ con el fin de coordinar las iniciativas humanitarias. El personal de Caritas ha estado haciendo preparativos dentro del país, en la esperanza de poder salvar vidas.

Caritas está trabajando con el personal de Catholic Church in Sudan & Sudanaid (Caritas Sudán) para reforzar la capacidad colectiva de respuesta a emergencias en el futuro. Eso significa financiar programas de adiestramiento, desde el pasado mes de agosto, para que el personal nacional y local esté capacitado para responder a una emergencia. La formación del personal se ha realizado en Juba y otros lugares de Sudán. Sucesivamente, el personal ha vuelto a sus sedes para poder capacitar a su vez al personal local. Se organizaron talleres en ámbito local, con el fin de ofrecer a un mayor número de miembros la capacitación necesaria para responder a situaciones de crisis.

Caritas ha estado trabajando también en las mismas comunidades, facilitando formación de base para responder a catástrofes humanitarias. En este contexto, se incluye la instalación de un sistema de alerta temprana, denominado ‘Información basada en la parroquia’.

Miembros de Caritas de Europa y América del Norte se han hermanado con determinadas diócesis de Sudán en modo de consolidar el fortalecimiento de las organizaciones en el terreno.

Con frecuencia, los desplazados viajan con pocas pertenencias y necesitan tener acceso a comida, agua, servicios higiénicos y refugio en los lugares de llegada. Por ello, Caritas ha preparado provisiones en determinada zonas calientes, con el fin de distribuirlas en caso de crisis, hasta para 100.000 personas. Entre el material disponible figuran lonas, jabón, cubos, bidones y tiendas de campaña.

Sin considerar el resultado final, el norte y el sur de Sudán tendrán que hacer frente a grandes retos y necesitarán el apoyo de la comunidad humanitaria para poder superarlos.