Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas volunteers distribute aid. Altogether, the Caritas response reached more than 800,000 people one year after the earthquake. Credits: Caritas Chile

Caritas volunteers distribute aid. Altogether, the Caritas response reached more than 800,000 people one year after the earthquake.
Credits: Caritas Chile

Un año después del devastador terremoto que sacudió Chile, al cual le siguió un tsunami, Caritas continua ayudando a miles de víctimas a reconstruir sus hogares y sus vidas. En total, la respuesta de Caritas ha beneficiado a más de 800.000 personas.

El terremoto del 27 de febrero de 2010 en Chile fue el peor desastre de este tipo que el país ha sufrido en medio siglo. Más de dos millones de personas fueron afectadas.

En los primeros tres meses posteriores al desastre, Caritas movilizó todos sus recursos para brindar ayuda de emergencia.

Caritas Internationalis lanzó un llamamiento para recaudar US$8,6 millones (€6,5 millones) para cubrir las necesidades básicas de los damnificados. Se entregaron aproximadamente 4000 toneladas de ayuda incluyendo alimentos, agua y bebidas, carpas, cobijas, ropa de cama, colchones, artículos de higiene, ropa, estufas y materiales de construcción.

La red local de oficinas y parroquias de Caritas, así como muchos voluntarios, participaron en la respuesta y gracias a esto fue posible llevar ayuda rápidamente a los sobrevivientes

Recuadro: La respuesta de Caritas en cifras

  • Se han entregado 4000 toneladas de alimentos y ayuda de otro tipo
  • La ayuda de emergencia llegó a más de 800.000 personas
  • Se ha apoyado a aproximadamente 8.000 personas mediante iniciativas de rehabilitación a largo plazo
  • Se han construido 235 hogares y se han reparado más de 600
  • Se ha apoyado a más de 600 negocios familiares o cooperativas

 

 

 

 

 

En el contexto de aislamiento, interrupción de caminos y comunicaciones y del desabastecimiento producido en el país, el aporte de Caritas ha sido fundamental, pues pudimos llegar con la ayuda en forma oportuna hasta las comunidades más alejadas y necesitadas; en muchos casos, con mayor rapidez que el Gobierno”, dijo Lorenzo Figueroa, Secretario General de Caritas Chile.

Desde el mes de junio, Caritas ha concentrado sus esfuerzos de socorro en la rehabilitación y la reconstrucción. Los programas se enfocan en tres áreas: vivienda, negocios familiares o cooperativas y desarrollo comunitario. Más de 20 comunidades ubicadas en áreas vulnerables, particularmente en la cosa, se han beneficiado de este amplio apoyo.

“Estos proyectos tienen como estrategia de base su sentido integral y la participación activa de las comunidades, a través de los diagnósticos comunitarios, la implementación de las iniciativas habitacionales y productivas. Las comunidades tienen control sobre la implementación del proyecto”, dijo Figueroa.

Darle a la gente un sentido de control sobre los programas ha dado, en general, mejores resultados y ha posibilitado que las comunidades desarrollen nuevos recursos y capacidades que continuarán cuando hayan finalizado los programas.

“Ha sido muy interesante observar cómo, comunidades que estaban desesperanzadas y paralizadas hoy cuentan con líderes y organizaciones como juntas de vecinos, grupos de salud, comités económicos, grupos de mujeres que junto a las comunidades cristianas, están activas, reconstruyendo sus vidas”, dijo Figueroa.

Además de los programas que se enfocan en la reconstrucción de vivienda y actividades económicas, se ofrece apoyo social para niños y adultos en las comunidades participantes.