Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

With support from Caritas Asia, Caritas Mongolia started the journey of popularizing organic agriculture. Credits: Caritas Mongolia

With support from Caritas Asia, Caritas Mongolia started the journey of popularizing organic agriculture.
Credits: Caritas Mongolia

En Mongolia existe un refrán que dice que la carne es para las personas y las verduras para los animales.

Producir cereales y hortalizas no es la principal profesión de los mongoles y ni siquiera una prioridad para ellos. El pueblo nómade prefiere cuidar rebaños y ama comer carne. El número de animales es mucho mayor que el de seres humanos.

La campaña agrícola de verano va de finales de mayo a agosto y, en conjunto, raramente dura 100 días. La tierra no es apta para el cultivo de hortalizas, a menos que se mejore el suelo. Aún más importante, muy pocas personas se dedican a la agricultura y poco es el conocimiento indígena en esta esfera.

Hubo un intento, poco entusiasta, por promover y preservar el conocimiento agrícola para producir papas, zanahorias, pepino y algunas verduras en Mongolia a partir del decenio de 1960. Las papas y el pepino iban bien, con la carne. Las verduras todavía no adornan las mesas de los mogoles.

Por este motivo, las hortalizas escasean, se cree que son caras, nadie sabe como prepararlas y no son populares.

Caritas Mongolia es uno de los doce asociados en la ejecución del Programa de Caritas sobre Agricultura Sostenible y Derechos de los Agricultores en Asia (SAFaR). Se trata de una pequeña iniciativa para promover la agricultura orgánica. Ha hecho que Caritas ejecute un programa apoyado por la UE para los tres próximos años a fin de garantizar la soberanía alimentaria en Mongolia.

Caritas Mongolia envía todos los años a un miembro del personal y dos agricultores a las Conferencias de Agricultores del Sudeste asiático organizadas por Caritas Asia. Además, ha enviado personal a las actividades de capacitación sobre cambio climático y agricultura orgánica destinadas a los oficiales de programas.

Con el apoyo financiero de Caritas Asia, Caritas Mongolia emprendió el camino de popularización de la agricultura orgánica. Organizó varios talleres de uno o dos días de duración sobre agricultura orgánica destinados a los agricultores, que se centraron principalmente en temas tales como la mejora del suelo y la creación de suelos buenos y fértiles, la preparación de fertilizantes orgánicos y repelentes contra las plagas, y la utilización de tiempo limitado para la agricultura’.

Al comienzo, hubo parcelas de demostración para agricultores seleccionado en la que éstos producían papas, coles y pepinos. Los productos se repartían entre los agricultores y algunos se vendían en el mercado para proseguir las actividades.

La Sra. Ayurzana Oyunchimeg era farmacéutica. Ahora es una consagrada agricultora. Vende sus productos orgánicos en el mercado local durante el verano. Almacena sus productos para el invierno y dispone de invernaderos para las hortalizas.

El Padre Pierrot Kasemuana, misionario de la CICM, y su equipo están tratando de promover la agricultura orgánica y la plantación de árboles en todo el país. Su otra preocupación es la gestión y utilización optima del agua de que dispone Mongolia.

El P. Pierrot ha entablado muy buenas relaciones con el Gobierno. Juntos, están tratando de promover la agricultura orgánica y la plantación de árboles. El Padre ha recibido dos grandes parcelas de tierra del Gobierno para crear parcelas de demostración de agricultura orgánica. Una esta situada en Ulán Bator y la otra a 1000 kilómetros de distancia de la capital, en Gobi Altay.

Gabriel Baroi, Oficial de Programas de Caritas Asia, y el Dr. Haridas V. Raman, Director de Gestión de Recursos Naturales de Caritas India y Coordinador Regional del Programa SAFaR visitaron Caritas Mongolia del 28 de julio al 7 de agosto de 2010. Ellos atribuyeron particular importancia al cambio climático, la agricultura orgánica, la gestión del agua y la fertilidad de los suelos mediante la demostración de diferentes soluciones orgánicas y la preparación de composta para mejorar los suelos y eliminar las plagas de las plantas.

Caritas Asia incluyó a Mongolia en su Programa SAFaR para habilitar a Caritas Mongolia. Ahora ha llegado el momento de que Caritas Mongolia habilite a los mongoles.

Con el dinámico apoyo y la ayuda de Caritas Francia (Secours Catholique), Caritas Mongolia ha entrado en el canal de financiación de la Unión Europea.

Caritas Mongolia ve y necesita mayor apoyo, cooperación y programas de fomento de capacidad, no solo de Caritas Asia, sino también de otros donantes asociados para poner a los mongoles en condición de afrontar los retos de hoy.

El sol saldrá en Mongolia cuando el país aproveche todas sus potencialidades para suministrar papas y muchas otras hortalizas a toda su población y a muchos otros países.

Para mayor información, dirigirse a:

Caritas Mongolia: P. Pierrot Kasemuana, CICM, Director Ejecutivo, Caritas Mongolia Correo electrónico: caritasmongolia@yahoo.com, y Sra.Nasanjargal Jamaa, Oficial de Finanzas, Caritas Mongolia. Correo electrónico: cmfinance9@gmail.com