Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Chandrangani Gunathilaka back safe at home with her family in Sri Lanka. Credits: Laura Sheahen/CRS

Chandrangani Gunathilaka back safe at home with her family in Sri Lanka.
Credits: Laura Sheahen/CRS

La Hermana* de Caritas Sri Lanka busca a trabajadoras migrantes que han retornado a casa abusadas y traumatizadas; cuyo sueño de ahorrar un poco para sus familias ha quedado destrozado.

La historia de Chandrangani Gunathilaka es una de las más trágicas que la Hermana ha escuchado. Chandrangani se fue a Kuwait a trabajar como criada en enero de 2010, luego de haberle pagado más de US$200 a unos agentes, pero al poco tiempo cayó enferma porque sus patrones no le daban de comer. Los de la agencia de empleos le golpearon la cabeza contra la pared y se pararon en su pecho cuando pidió que la cambiaran a otro trabajo. Tosiendo sangre, Chandrangani logró llegar a la Embajada de Sri Lanka.

“Allí había mucha gente sufriendo”, dijo. “Algunos estaban quemados. Muchos habían sido golpeados”. Chandrangani terminó en una silla de ruedas.

La Hermana, que ha creado programa de migración segura para Caritas Sri Lanka, hizo arreglos para que recibiera tratamiento médico. Ahora Chandrangani puede dar algunos pasos y está profundamente agradecida por la ayuda y la orientación de la Hermana. “Nadie más me vino a ver ”.

La Hermana saca fuerzas del Magníficat, sobre el que su orden refleja cada noche. “María defendió a los que no tenían voz. Estas mujeres no tienen educación y no se pueden defender. Nosotras tenemos que defenderlas”, dijo.

Sin embargo, Caritas no se detiene en la ayuda práctica. En 2010, Caritas Internationalis lanzó su campaña “Bajo el mismo techo, bajo lamisma ley” en pro de la igualdad de derechos para las trabajadoras domésticas e hizo incidencia con la Organización Internacional del Trabajo de la ONU, que está redactando un Convenio sobre Trabajo Decente para Trabajadores(as) Domésticos(as). Un convenio significaría que los derechos de personas como Chandrangani estarían mejor protegidos. ¿La labor pendiente? Hacer incidencia para que se adopte y se ratifique pronto.

*Por motivos de seguridad se ha omitido el nombre.