Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Sr. Aine Hughes of Caritas South Africa during the climate justice walk in Copenhagen Credits: Caritas

Sr. Aine Hughes of Caritas South Africa during the climate justice walk in Copenhagen
Credits: Caritas

Delegados de la Iglesia en África y miembros de Caritas África se reunieron en Johannesburgo, Sudáfrica, para planificar su respuesta a los desafíos del cambio climático.

La reunión consultiva del Grupo de Trabajo sobre Recursos Naturales y Cambio Climático de SECAM- Caritas África (SECAM significa Simposio de Conferencias Episcopales de África y Madagascar) reunió a 25 participantes del 7 al 11 de mayo.

“Esta conferencia se realizó en un momento muy oportuno para Sudáfrica, cuando ardía el debate sobre el tema de la propuesta exploración gasífera de Shell (la empresa petrolera) en Karoo utilizando la técnica de fracturación hidráulica o ‘fracking'” , dijo la Hna. Aine Hughes de Caritas Sudáfrica.

“El Karoo es una de las zonas biodiversas más delicadas y únicas, y los impactos del ‘fracking’ incluyen la contaminación de agua de acuíferos, del aire y, por supuesto, impactos en el cambio climático como resultado de la quema de gas y la liberación de metano – un potente gas de invernadero”, dijo.

“La Iglesia exhorta al gobierno sudafricano a que proteja su patrimonio nacional y las vidas de su gente de los posibles peligros para la salud y del aumento en el riesgo de pobreza que tal proceso generaría”.

Se les pidió a los participantes que reflexionaran sobre la doctrina social de la Iglesia católica y las conclusiones del Sínodo Africano en cuanto al bien común y la gestión de los recursos naturales en África para llegar a un entendimiento común sobre las políticas necesarias para implementar dichos cambios.

La Iglesia local compartió lecciones aprendidas y buenas prácticas; asimismo se exploraron algunas iniciativas de incidencia en relación con las industrias extractivas. Entre los principales enfoques se incluyeron la apropiación de terrenos y la adaptación al cambio climático.

Se establecieron vínculos con organizaciones locales y regionales de la sociedad civil y con redes ecuménicas para fortalecer la Alianza Pan-Africana para la Justicia Climática. Esto es fundamental para apoyar el liderazgo de la Iglesia en África en la Cumbre Climática de la ONU que se llevará a cabo en Durban a final de año.

La Hna. Hughes dijo que esta conferencia fue un valioso punto de partida para iniciar una campaña de la Iglesia para presionar más al gobierno a fin de que se centre en energía renovable para la 17ª Conferencia de la Partes de la CMNUCC a realizarse en Durban.

“La naturaleza nos ha dado lecciones y advertencias como Fukushima. La forma en que respondamos ahora determinará el tipo de mundo en el que viviremos y el tipo de mundo que le heredaremos a nuestros hijos”, dijo.

El resultado de esta reunión fue la elaboración de un documento de política de la Iglesia en África sobre la gestión de los recursos naturales, tomando en consideración los impactos de los nuevos desafíos, tales como el cambio climático y las industrias extractivas.

Este documento y las actividades que le seguirán serán la contribución de la Iglesia para lograr un

mejor acuerdo en la próxima Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (17ªConferencia de las Partes) que se llevará a cabo en Durban en el mes de noviembre.

Para mayor información contacte con: Firmin Adjahossou, Chargé de Campagnes et Plaidoyer Programme Bonne Gouvernance, Justice, Paix et Développement; SECAM-SCEAM