Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

A sustainable and safer future has also been the focus in rebuilding houses in Haiti. Credits: Liz O'Neil/CRS

A sustainable and safer future has also been the focus in rebuilding houses in Haiti.
Credits: Liz O’Neil/CRS

Existe una respuesta a largo plazo para aliviar la pobreza: ayudar a la gente a crear medios de vida adaptables. Secours Catholique, la Caritas nacional francesa, trabajó con los habitantes de la localidad para mejorar su producción de alimentos, apoyando a los más vulnerables con raciones de alimentos para que no volvieran a comerse los aprovisionamientos de semillas. A través de programas de “alimentos por trabajo” en Les Cayes, al sur de Haití, Secours Catholique ayudó a las comunidades a construir diques de contención. Ahora, el clima extremo no arrasará sus cosechas, como lo ha hecho otros años.

Asimismo, el enfoque de la reconstrucción de viviendas ha sido un futuro sostenible y más seguro. “ Todo es diferente ahora. Tenemos más cuidado a la hora de construir ”, dijo Lucien Wilner, un carpintero formado y empleado por Cordaid, el miembro de Caritas de los Países Bajos. “Antes del terremoto no construíamos de esta forma, pero ahora no morirá tanta gente”. Lucien es parte de un programa para combatir la tasa de 50 por ciento de desempleo en Haití, que al mismo tiempo le da un lugar para vivir a la gente sin techo.

“Hemos decidido usar madera de pino tratada”, dijo Michiel Mollen, Coordinador del Programa de Albergue de Cordaid. “Las termitas no se la comen. Además, resiste mejor los huracanes. Y la madera es importada, por lo que no se deforesta más a Haití”. Se evita utilizar cemento, ya que ahora a muchos haitianos les aterroriza la idea de entrar en construcciones de cemento, después de haber vivido el terremoto.

Luscemane César y su esposa Yolène están reconstruyendo su casa ellos mismos, con el apoyo de Caritas Austria. El matrimonio y sus dos pequeñas hijas escaparon cuando su casa se derrumbó a su alrededor. Se había tardado cuatro años en construir, y fue destruida en segundos. La madre anciana de Luscemane fue herida seriamente. “La golpearon los ladrillos que caían y perdió el conocimiento. La logramos sacar justo antes de que la casa colapsara”, dijo Yolène.

Cuando los César fueron escogidos para el programa de reconstrucción, Luscemane empezó a trabajar inmediatamente para limpiar los escombros de su antigua casa. También se les dio una carpa para que la familia pudiera vivir en la obra, además de herramientas, materiales y ayuda calificada. “Necesitábamos una casa y yo estaba dispuesto a trabajar día y noche para ayudar a Caritas a construirla” , dijo con orgullo. “Puesto que sólo podíamos encontrar trabajo ocasional, nunca lo hubiéramos podido hacer solos”.

El objetivo de Caritas Austria es construir 500 casas permanentes en el transcurso de los próximos dos o tres años, cambiando las futuras prácticas de construcción para mantener seguros a los haitianos y ayudarlos a salir de la espiral de la pobreza.