Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas works with mothers and children and HIV affected people in Zimbabwe. Credits: David Snyder/Caritas

Caritas works with mothers and children and HIV affected people in Zimbabwe.
Credits: David Snyder/Caritas

A poco más de la mitad del camino hacia Mumbai, en la congestionada carretera nacional 8 desde Delhi, se ubica Aslali, un importante centro de transporte en las afueras de la ciudad de Ahmedabad, una ciudad llena de smog. Este es el centro mercantil de India occidental y la ciudad de más rápido crecimiento y más contaminada del país. Cada día, 5.000 camiones con sus respectivos conductores pasan por el lugar.

Esto hace de Aslali el lugar per fecto para una centro de extensión de ser vicios de salud para la orientación y realización de pruebas de VIH: tan sólo en el primer mes, 50 camioneros llegaron al centro. Conforme se va corriendo la voz, el objeto del proyecto es llegar a atender a 6.000 al año. El centro es una colaboración público-privada pionera apoyada por Caritas India, y es parte de su labor creativa en torno al VIH/Sida.

Un viaje por el interior, en la carretera nacional 4, conduce a Chennai, en donde Aditya*, un muchacho de 15 años, les cuenta la historia de la ira y la enajenación de sus padres a los miembros del personal de otro proyecto de extensión de Caritas India. Éste está capacitando a jóvenes trabajadores sociales como defensores de base para mejores pruebas y medicamentos, y para acabar con el estigma y la discriminación. Aditya cuenta que padeció de depresión severa después de descubrir que las pastillas que sus padres le daban eran para VIH; no habían tenido valor de explicarle que se había infectado con una transfusión sanguínea. Ahora, la preparación para la vida y la orientación que ha recibido de una contraparte de Caritas India le ha ayudado a recuperar y reparar el distanciamiento de sus padres.

*Se ha cambiado el nombre del niño para mantener su privacidad.