Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Bishop Gomes, Auxiliary Bishop of the Archdiocese of Dhaka, Bangladesh President of Caritas Bangladesh being part of Caritas climate justice campaign Credits: Caritas

Bishop Gomes, Auxiliary Bishop of the Archdiocese of Dhaka, Bangladesh President of Caritas Bangladesh being part of Caritas climate justice campaign
Credits: Caritas

Por el Obispo Theotonius Gomes C.S.C., Presidente de Caritas Bangladesh

En Bangladesh, la comida es una preocupación básica diaria. Hay mucha pobreza injusta. Muchos carecen del “pan de cada día”. La poca comida disponible se trata con mucho cuidado; y le da alegría a los pobres.

El éxito de cualquier gobierno, organismo de socorro, sociedad o familia depende de brindar seguridad alimentaria.

En las últimas décadas, Bangladesh ha logrado triplicar su producción de alimentos aprovechando al máximo las nuevas tecnologías. Sin embargo, el progreso se ve amenazado por el aumento del nivel del mar y por patrones meteorológicos extremos o inusuales.

 

De acuerdo con el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, Bangladesh perderá la mayor extensión de tierra cultivable en el mundo debido al aumento del nivel del mar. Un incremento de 1 m en el nivel del mar podría inundar 20 por ciento de la tierra firme del país.
Una cantidad alarmante de personas de esta tierra, densamente poblada, se volverán refugiados si se pierde más tierra. Los desastres vinculados al clima afectarán la vasta producción agrícola y alimentaria.

Sucesivos gobiernos han optado por respuestas rurales a gran escala para brindar seguridad alimentaria. El actual gobierno está a punto de iniciar un programa llamado “una casa, una granja” el cual se centra en seguridad alimentaria a nivel del hogar.

El enfoque geográfico del gobierno se encuentra en el sur y el suroccidente del país. Grandes cantidades de tierra siguen sin ser utilizadas a lo largo del año debido a que los cultivos se basan predominantemente en la lluvia.

Caritas Bangladesh le da prioridad a los hogares pobres y a la comunidad indígena en sus programas de seguridad alimentaria. Éstos abarcan prácticas agrícolas ecológicas y el respeto por el medioambiente y la biodiversidad. Caritas también promueve el intercambio entre agricultores y los esfuerzos colectivos para lograr la seguridad alimentaria y hacer conciencia sobre cómo gestionar recursos limitados.

Por ejemplo, en las colinas de Chittagong, Caritas trabaja con la población indígena para mejorar la producción de alimentos en esta zona remota. Un total de 2400 familias reciben capacitación y ayuda para establecer mejores relaciones con los mercados. Producen frutas, vegetales y cultivos comerciales; y ya se está viendo una gran diferencia.

Mientras tanto, en las zonas costeras de Rampal, Mongla, Sharonkhola Upazila, Caritas está ayudando a las comunidades locales en el cultivo de camarón-arroz para que puedan adaptarse al cambio en el nivel del mar diversificando sus medios de sustento. Y en las tierras altas y secas del norte, en Nachol, Porsha, Potnitola y Dhamoirhat, Caritas está apoyando a la población indígena y a otros a gestionar mejor sus recursos hídricos para mejorar su capacidad para enfrentar la sequía.