Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Elections in the Democratic Republic of Congo, November 2011 Credits: Worms/Caritas

Elections in the Democratic Republic of Congo, November 2011
Credits: Worms/Caritas

Hemos recibido noticias de diferentes casos de violencia al margen de la doble votación, para las elecciones presidenciales y legislativas, del pasado 28 de noviembre en la RDC. La población congoleña considera que esa violencia se ha originado mientras se espera la proclamación de los resultados de las elecciones presidenciales, que deberían ser anunciados el próximo martes día 6 de diciembre, por la Comisión Electoral Nacional Independiente (CÉNI).

La delegación de Caritas Internationalis, presente en Kinshasa, ha sido informada del asesinato de un joven de 20 años, Léandre, con arma de fuego, mientras observaba la colocación de carteles con los primeros resultados, en un colegio electoral cerca de su casa. Los hechos tuvieron lugar en el barrio de Banunu, municipio de Matete, el pasado lunes día 28 por la noche, a las 21.30h. La delegación ha visto el cuerpo del joven y ha visitado a su familia. Su padre nos ha pedido que relatemos su declaración como testigo de lo ocurrido. (Vean la declaración del padre del joven a continuación)

«Si la violencia aumenta, al anuncio de los resultados, estaremos listos para responder a las necesidades de la población civil», ha declarado la dirección de Caritas Congo.

Caritas Congo ha elaborado un plan de contingencia postelectoral, con el fin de la red Caritas sea inmediatamente operativa en caso de emergencia.

Este plan ha sido preparado en colaboración con los responsables de las Caritas diocesanas del país tras una reunión que tuvo lugar en Goma, a primeros de noviembre. El objeto del mismo tiene provisto responder a las necesidades de 4000 familias desplazadas. Las áreas de intervención consideradas interesadas son el refugio temporal, artículos de ayuda alimentaria, la organización de mercadillos de artículos no alimentarios, así como la protección de la población.

En las zonas previstas para la intervención, el plan de contingencia prevé igualmente asegurar el abastecimiento de 8 hospitales generales y 15 centros de salud, con medicamentos, material médico, reactivos para los laboratorio e integradores nutricionales para 16.000 niños.

Para la ciudad de Kinshasa, el PMA (Programa Mundial de Alimentos) ha elegido a Caritas Congo como asociada principal local para la distribución de su ayuda alimentaria, en caso de crisis postelectoral. Reconociendo la experiencia y conocimientos del terreno de Caritas Congo, el PMA cuenta con la institución para asegurar, si fuera necesario, la distribución de 750 toneladas métricas de productos alimentarios para 68.000 personas.

Caritas Internationalis espera que las consecuencias del proceso electoral se desarrollen en un clima tranquilo y respetuoso de la seguridad de la población civil. Sin embargo, si no fuera así, Caritas Internationalis recuerda a los miembros de la Confederación que su miembro nacional de la República Democrática del Congo está listo para intervenir.

El padre de Léandre nos pidió que hiciéramos pública su declaración

Declaración ratificada el 29 de noviembre de 2011

«Yo entré en casa a las 19.00. Mi mujer ya estaba acostada. Fui a comprobar si los niños habían entrado ya en casa, pero no ví a Léandre. Entonces pregunté a sus hermanos y hermanas dónde estaba él y me contestaron que estaba fuera con unos amigos.

A las 21 h., mi mujer me llamó por teléfono, porque ella no sabía que yo ya estaba en casa. Le pregunté que dónde estaba Léandre. Ella me dijo que, mientras ella estaba arriba, él estaba en casa con los demás niños.

Yo le pedí que fuera a la esquina de la calle, para ver si estaba allí. Ella fue y dijo que no estaba allí. Entonces me vestí y fui a dar una vuelta por el barrio. Los niños sabían que había que entrar en casa a las 21.00 como muy tarde.

No lo encontré. Y entonces, cuando volví a casa, dos de sus amigos llegaron corriendo detrás de mí. Y me dijeron que habían disparado a Léandre.

Yo no me lo podía creer. ¿Un tiro?, les pregunté. Y entonces quise saber si se habían metido en problemas. Y me contestaron que no, que estaban celebrando con otras personas la colocación de los resultados de las elecciones presidenciales en el colegio electoral. Y entonces me dijeron que había llegado un coche con algunos hombres en uniforme de la policía y que empezaron a disparar al aire para dispersar al grupo.

Mientras el grupo se dispersaba, el coche se acercó a ellos y, entonces, uno de los hombres disparó a la espalda a mi hijo. Sus amigos me contaron que el coche pasó de nuevo poco después. Sus amigos gritaron entonces que Léandre estaba muerto y que ellos lo habían matado. En ese momento, los hombres armados se dieron a la fuga en su vehículo.

Salí corriendo para ver a mi hijo. Estaba tendido en el suelo, a unos 200 ó 300 metros de casa. Yo lo cogí en brazos y me fui al dispensario más cercano, pero allí me dijeron que fuera a un centro médico más grande. Cuando llegué al centro médico, mi hijo ya estaba muerto. Él tenía 20 años».