Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Women and childrend at NCA clinic in the Hasa Hissa IDPs camp Credits: Mohamed Nureldin/Act Caritas

Women and childrend at NCA clinic in the Hasa Hissa IDPs camp
Credits: Mohamed Nureldin/Act Caritas

El 2011 fue un año histórico para Sudán, ya que vio la secesión del sur del país, tras una de las guerras civiles más largas de toda África.

Sin embargo, en la región sudanesa de Darfur, el conflicto sigue. Más de 300.000 personas han sido asesinadas desde 2004 en Darfur y más de 2,7 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares. Algunos miembros de Caritas Internationalis suministran alimentos, agua limpia, asistencia médica y otros servicios humanitarios, sin tener en cuenta las diferencias sociales, religiosas o étnicas de más de un millón de personas en la región occidental y sureña de Darfur, a través de dos programas de actividades.

[Galería de fotos: alimentos, agua y salud para las mujeres y los niños en Darfur]

Un programa de Catholic Relief Services (CRS, uno de los miembros de CI en EE.UU.) responde a las necesidades inmediatas y a largo plazo de más de 500.000 personas en Darfur.

Caritas trabaja también con las organizaciones miembros de ‘Act Alliance of Protestant and Orthodox’, en cooperación ecuménica, a través de las operaciones de la Norwegian Church Aid, Sudanaid (que es miembro de Caritas) y el Consejo de Iglesias de Sudán.

Una llamada conjunta de Act-Caritas para el 2012 financiará iniciativas de ayuda para otras 500.000 personas. Desde 2004, Caritas y Act ha gastado 100 millones de USD en la región.

El Responsable de Ayuda Humanitaria de Caritas Internationalis, Alistair Dutton, dice: “Darfur sigue siendo una de las operaciones de ayuda más relevantes de la Confederación Caritas. El programa ayuda a un gran número personas con agua y saneamientos, en los campamentos, así como con servicios de salud y nutrición. De momento hay pocas alternativas viable, por eso es necesario que el programa siga adelante, mientras se están examinando soluciones locales”.

La llamada de Act-Caritas 2012

Como en 2011, el centro principal de atención del programa será el suministro de agua limpia, servicios de salud/nutrición, construcción de paz y artículos de ayuda de emergencia. En la región occidental y sureña del Darfur, Caritas trabaja principalmente en campamento de refugiados, que escaparon de su hogares. Sin embargo el 24 % de la ayuda se distribuye a la población anfitriona y comunidades rurales.

El conflicto, los altos precios de los alimentos y la crisis económica, han incrementado la malnutrición en Darfur, en 2011. Según los indicadores, la malnutrición sigue siendo alta en algunas zonas, con índice de entre el 19% y el 30%.

“Invirtiendo en la energía solar, estamos recortando los costos y reforzando la sostenibilidad”, asegura Alistair Dutton, que ayudó a organizar las operaciones en 2004. “Enseñando a la población a adoptar medidas higiénicas y sanitarias, reducimos al número de personas que enferman. Trabajando con las comunidades nómadas, vacunando el ganado y delimitando las rutas de pastoreo, estamos construyendo la paz en las comunidades. Trabajando con el Ministro de Sanidad de Sudán, queremos asegurarnos de nuestros dispensarios tengan un futuro sostenible”.

Caritas afirma que las prospectivas para 2012 son inciertas en Darfur. Por una parte, parece ser que muchas personas están retornando a sus casas, sobre todo el Darfur occidental. Sin embargo, los enfrentamientos en otras regiones de Sudán, así como en Darfur, sugieren ulteriores turbulencias futuras.

La perspectiva de Sudán es sombría. También preocupa la futura subida de precios en los alimentos, que podría registrarse entre mayo-septiembre de 2012, por la escasa cosecha debida a la sequía registrada en algunas zonas de Sudán y la interrupción de la actividad agrícola en el Nilo Azul y Kordofan del sur, por el conflicto. Además, las escasas precipitaciones registradas en el norte de Darfur en 2011, podrían provocar el desplazamiento de los normadas del sur, buscando pastos.