Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas distributed more than 170,000 water purification like this one to prevent the spread of cholera Credits: Worms/Caritas

Caritas distributed more than 170,000 water purification like this one to prevent the spread of cholera
Credits: Worms/Caritas

“Cuando estalló la epidemia de cólera en octubre de 2010, no estábamos preparados. No estábamos familiarizados con esta enfermedad, y durante las primeras semanas vino a vernos un gran cantidad de gente enferma. La cosa no fue fácil”. Josèphe Gerda es la directora de un pequeño centro de salud en el centro de la remota aldea de Brunette, en el departamento de Artibonito, en la diócesis de Gonaïves en Haití.

Caritas Gonaïves opera nueve clínicas como esta y un hospital. Las clínicas son los únicos puntos de acceso a la atención médica con que cuenta la gente del área. “Cuando la epidemia alcanzó su clímax, en noviembre de 2010, llegaban más de 20 enfermos por día”, dice el Dr. Renald Gédéon, jefe del departamento de atención médica de Caritas Gonaïves.

Piard Jean Rico, coordinador de proyectos de Caritas Gonaïves, dijo: “Al principio no sabíamos que era cólera. Sólo sabíamos que era una enfermedad de rápida propagación que podría matar a la gente en pocas horas. Apenas descubrimos de qué se trataba una semana antes de que estallara la epidemia. El personal de los centros de salud tenía mucho temor de esta enfermedad altamente contagiosa. Afortunadamente, pudimos depender de la rápida movilización de las contrapartes de nuestra red Caritas”.

En este departamento haitiano, afectado con frecuencia por huracanes e inundaciones, el acceso al agua potable es muy limitado y prácticamente no existen instalaciones de salubridad. Esto explica por qué la epidemia de cólera se propagó tan rápidamente en la diócesis de Gonaïves. La Caritas local recibió apoyo de CRS (Catholic Relief Services es miembro de Caritas en Estados Unidos) desde el principio para tratar con el brote. Se distribuyeron más de 170.000 pastillas para purificar el agua, antibióticos y sales de rehidratación para los enfermos. Asimismo se enviaron camas especiales para pacientes con cólera a los diferentes centros de salud del área. Se erigieron carpas para alojar y tratar a los infectados sin poner en peligro a otros pacientes. Se reforzó el personal con enfermeras y enfermeros adicionales.

Caritas Haití y Caritas Española desarrollaron un programa de concienciación de amplia cobertura. “Había que informarle a cuanta gente fuera posible cómo protegerse contra el contagio”, dijo el P. Wilder, director de Caritas Gonaïves. “Formamos a varias docenas de asistentes para que fueran de puerta en puerta impartiéndoles educación sobre higiene a las familias. Asimismo, movilizamos a los párrocos para que tomaran parte en este programa educativo”.

Josèphe Gerda and school children in the courtyard of the clinic in Brunette. "The number of cholera cases has gone down," she says. Credit:Worms/Caritas

Josèphe Gerda and school children in the courtyard of the clinic in Brunette. “The number of cholera cases has gone down,” she says.
Credit:Worms/Caritas

El acceso al agua potable, a instalaciones sanitarias apropiadas y a medidas básicas de higiene son elementos fundamentales en la lucha contra la propagación del cólera”, dijo el Dr. Gédéon. Con el apoyo de Caritas Suiza, Caritas Gonaïves distribuyó 7.000 kits de higiene y los recursos necesarios para que 7.500 familias pudieran purificar su agua por un período de tres meses.

En un año, el cólera cobró 6.700 vidas y afectó a más de 500.000 personas en todo el país. En octubre de 2011, de acuerdo con el gobierno haitiano, se reportaron 22.000 nuevos casos y más de 200 muertes. Por lo tanto, el cólera sigue presente en Haití y continúa amenazando a la población.

La red Caritas permanece alerta y está trabajando para encontrar soluciones duraderas para el problema. En el departamento de Artibonito, Caritas Suiza financió la capacitación del personal de la Caritas local en materia de uso de kits para desinfectar el agua, las superficies, la ropa y los alimentos. Se instalarán 1.350 filtros de agua en la región. Asimismo, Caritas Italiana y SCIAF (Caritas Escocia) les suministrarán letrinas a una docena de parroquias y recolectarán agua en diez manantiales que luego será tratada.

Los niños de una escuela cercana juegan alrededor de Josèphe Gerda en el patio de la clínica de Brunette. “El número de casos de cólera ha bajado”, dice. “Esto nos permite concentrarnos más en otros problemas de salud, como la desnutrición que afecta a muchos niños, el paludismo y otras fiebres estacionales. Ahora sabemos qué hacer si volviera a ocurrir otro brote de cólera. Tenemos existencias de suero para tratar rápidamente nuevos casos. Esta enfermedad sigue presente y estamos en alerta, pero gracias a la red Caritas estamos mejor preparados”.

En el centro para el tratamiento del cólera en el Hospital Alma Mater, administrado por Caritas Gonaïves, en un año se trató a 6.000 pacientes y se registraron 53 muertes.