El Secretariado Nacional de Pastoral Social propone para la Campaña del Día Internacional de la Mujer en el año 2012 el lema: “Varón y Mujer nos creó”, que tiene como marco de referencia un acontecimiento fundamental para la vida y misión de la Iglesia, la conmemoración de los 50 años de inicio del Concilio Vaticano II. Aprovechando este motivo y uniéndolo a la conmemoración del 8 de marzo, con este mensaje se brindarán elementos para reflexionar sobre la contribución de las mujeres en la construcción social, política, económica, cultural y pastoral, a partir del reconocimiento de su dignidad y la defensa de sus derechos.Descarge el mensaje completo aquí

De ahí que, en una primera parte de este mensaje, se destacarán algunas orientaciones y enseñanzas del Magisterio Social de la Iglesia durante las últimas cinco décadas, en lo referente a la participación de las mujeres en la Iglesia y en la sociedad, en equilibrio con la par¬ticipación de los hombres. Por supuesto, este mensaje no alcanza a agotar la gran riqueza de estas enseñanzas, pero recoge algunas que se consideran más representativas.

La segunda parte, ofrecerá elementos para profundizar, desde la antropolo¬gía cristiana, lo que significa haber sido creados “varones” y “mujeres”, a imagen y semejanza de Dios. Se destacará el principio fundamental de la dignidad humana y se sugerirán aspectos para reflexionar sobre el aporte propio fe¬menino y masculino en la construcción de la Iglesia, la familia y la sociedad. De esta manera, se reitera el llamado a construir relaciones respetuosas, ar¬mónicas y de colaboración mutua entre hombres y mujeres, como contribución a la generación de una cultura de paz.

La última parte, desarrolla la propuesta de la Campaña para el año 2012, que consiste en visibilizar experiencias significativas de la Iglesia en Colombia, en el trabajo por la promoción y defensa de la dignidad humana, especialmente de las mujeres, y de cómo este trabajo se realiza en colaboración mutua con los hombres. Esta iniciativa tiene su origen en las inquietudes y sugerencias de varios y varias agentes de pastoral del país, quienes han propuesto la creación de estrategias para conocer y difundir el valioso trabajo de las comunidades locales por hacer realidad la justicia y la paz, desde una perspectiva de desarrollo humano integral, cuya expresión se materializa en las relaciones personales y la forma como éstas se proyectan en los diferentes niveles sociales.