Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Children who live in crowded or unhygienic places, such as refugee quarters, are more vulnerable to contracting tuberculosis (this photo does not indicate the HIV or TB status of the persons shown). Credits: Laura Sheahen/ CRS

Children who live in crowded or unhygienic places, such as refugee quarters, are more vulnerable to contracting tuberculosis (this photo does not indicate the HIV or TB status of the persons shown). Credits: Laura Sheahen/ CRS

Hoy 24 de marzo es la Jornada Mundial de la Tuberculosis y un día para sensibilizarnos sobre el hecho que esta vieja enfermedad todavía mata. Como parte de su campaña de promoción de análisis y tratamiento tempranos para los niños que viven con el HIV, Caritas Internationalis también se centra en la tuberculosis, que con frecuencia afecta a los niños con el VIH, a causa de la debilidad de su sistema inmunitario. En su lucha contra el VIH y la tuberculosis Caritas exhorta a gobiernos y compañías farmacéuticas para que desarrollen medicamentos fáciles de tomar para los niños. A continuación les enumeramos algunos datos que podrían no saber ustedes sobre las repercusiones de la tuberculosis en los niños:

  • Al menos medio millón de niños al año se enferma de tuberculosis.
  • Hasta 70.000 niños mueren cada año de tuberculosis.
  • En 2010, unos 10 millones de niños quedaron huérfanos como resultado de la tuberculosis.
  • Con frecuencia, la tuberculosis en los niños no se detecta o se descuida, es difícil de diagnosticar porque sus síntomas no son evidentes
  • Los niños que viven con el VIH son más propensos a contraer la tuberculosis que los que no están infectados con dicho virus.
  • No existe un análisis diagnóstico de precisión para detectar la tuberculosis pediátrca.
  • A los bebés que viven con el VIH no se les puede administrar la vacuna para prevenir las formas más graves de tuberculosis.
  • Si un niño vive con el VIH pero no tiene tuberculosis, es necesario darle una medicina denominada “isoniazid” con el fin de prevenir la infección de la tuberculosis.
  • Cuando la infección de tuberculosis se presenta en otros sistemas del organismo infantil y no en los pulmones (tuberculosis extra pulmonar), el niño no puede transmitir la enfermedad a otras personas.
  • Los niños que viven con tuberculosis pueden sufrir por estigma. Por ejemplo, una mujer de la India no quería informar a los vecinos y parientes de que su hija estaba en tratamiento por tuberculosis, porque tenía miedo de que cuando fuera mayor la niña no podría encontrar marido.