Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas Japan volunteers from Yonekawa base working on debris removal. Credits: Caritas Japan

Caritas Japan volunteers from Yonekawa base working on debris removal.
Credits: Caritas Japan

Entrevista con Seiko Ise

Más de 2500 personas han estado trabajando como voluntarios en los programas de Caritas Japón para ayudar a los supervivientes del tsunami de marzo de 2011. En este artículo, una de la coordinadoras de Caritas describe lo que hacen los voluntarios y qué los motiva. 

¿Cómo es que alguien empieza a trabajar como voluntario para Caritas Japón?

La gente averigua cómo hacer voluntariados en Caritas a través del Internet o de amigos. El personal en nuestro centro de Sendai habla con ellos y los coloca en una de las áreas que fueron afectadas por el tsunami. Generalmente se quedan entre cinco días y una semana. Durante las vacaciones de verano, tuvimos muchos estudiantes. Ahora es otoño y tenemos a más gente de entre 30 y 40 años, y algunos de más de 60.

¿Qué hacen los voluntarios?

Limpiamos escombros, distribuimos provisiones, operamos comedores populares, limpiamos fotografías que se lograron salvar y, básicamente, respondemos a las necesidades que han surgido en las comunidades. Conforme sus necesidades van cambiando hacemos diferentes cosas. Por ejemplo, cuando estaban viviendo en centros de evacuación como los gimnasios de las escuelas, establecimos puntos de agua caliente para sopa, ya que no tenían agua caliente. Ahora que se están trasladando a viviendas temporales construidas por el gobierno, van a necesitar ayuda para sobrellevar el largo invierno.

¿Cómo es un día típico para los voluntarios?

Los voluntarios duermen en el suelo en las “bases” de Caritas, que a menudo son instalaciones de las iglesias. Aquí, en Kamaishi, puede ver a una docena de mujeres en esta gran sala en la casa parroquial, y ahí está la habitación de los hombres.

Se despiertan a las 6:00 y toman el desayuno. A las 7:45 nos reunimos para discutir el programa del día. Si estamos haciendo limpieza, los voluntarios se ponen el equipo, como cascos y botas de hule. Poco después de las 9:00 a.m. nos vamos a trabajar.

¿Qué pieza de equipo es la más importante?

El casco es lo más importante si uno va a trabajar dentro, porque le pueden caer escombros encima. Fuera, lo más importante son los guantes y las botas.

¿Qué sucede después?

Los voluntarios traen su almuerzo y comen al mediodía. A eso de las 3:00 o 4:00 de la tarde, vuelven a la base de Caritas, se duchan y lavan su ropa. Limpiar los escombros del tsunami es un trabajo duro – los voluntarios regresan sudados, sucios y cansados; con las botas cubiertas de barro y la ropa desgarrada.

¿Cuáles son algunos de los desafíos a que se enfrentan los voluntarios?

Pues en un lugar, uno de los voluntarios encontró un cuerpo y se puso a llorar…

Eso es terrible. ¿Cómo superan los voluntarios este tipo de situación?

A decir verdad, a muchos el voluntariado les da esperanza y coraje. Jóvenes que no pueden encontrar trabajo llegan a trabajar como voluntarios y se sienten necesitados. Se van llenos de energía.

Ustedes han atraído a voluntarios de muchos credos religiosos. ¿Por qué cree que ha sido?

Caritas tiene voluntarios cristianos y budistas. Ellos respetan mutuamente su humanidad y su religión. Trabajan muy bien juntos.

Nuestro propósito es el mismo.

Los voluntarios han abierto “cafés” en donde la gente puede recibir artículos de socorro donados, como tallarines. Y los voluntarios también se pueden sentar y charlar mientras toman té. ¿Por qué son importantes estos cafés?

La gente está traumatizada y estresada. Necesitan que alguien los escuche. Es por eso que Caritas capacita a los voluntarios en materia de atención para personas con aflicciones o luto, para que realmente escuchen lo que los supervivientes dicen.

¿Por que se llaman Cafés “Philia”?

La tercera vez que Jesús le preguntó a Pedro : “¿Me amas?” , Él utilizó la palabra griega “philia” para amor. Por eso fue que escogí “Philia” como nombre para nuestro café.

¿Qué la motiva a usted, en lo personal?

Esta labor es lo que el Evangelio nos dice que hagamos. Se trata de compasión y hacer lo que nos dice la Biblia. Cuando veo que los supervivientes están mejor, su felicidad es mi felicidad.