Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Syrian refugee family being hosted by local Lebanese in Wadi Khaled; northern Lebanon. Credits: Patrick Nicholson/Caritas

Syrian refugee family being hosted by local Lebanese in Wadi Khaled; northern Lebanon.
Credits: Patrick Nicholson/Caritas

El levantamiento en contra del gobierno sirio y el Presidente Bashar al-Assad ha dejado un saldo de 9000 muertos desde el estallido del combate en marzo de 2011.

Decenas de miles de personas han tenido que dejar sus hogares. Muchos se han refugiado en países vecinos como Jordania, Líbano y Turquía; otros permanecen en Siria.

Las condiciones en Siria, y para los refugiados que han huido, son desoladoras. Necesitan alimentos, alberque y asistencia médica. Los niños necesitan apoyo pedagógico y los adultos no tienen acceso a empleos.

Los miembros del personal de Caritas están suministrando ayuda en Siria y para los refugiados que se encuentran en Jordania y el Líbano. Caritas Turquía también está dispuesta a responder.

La colecta de la Misa del Jueves Santo celebrada por el Papa Benedicto fue destinada a Caritas Siria para brindar asistencia humanitaria para los sirios que se han visto obligados a abandonar sus hogares debido al conflicto.

“En particular, que en Siria cese el derramamiento de sangre y se emprenda sin demora la vía del respeto, del diálogo y de la reconciliación, como auspicia también la comunidad internacional”, dijo el Papa durante su mensaje para la Pascua.

Caritas Siria está brindándole asistencia al pueblo sirio sin hacer distinciones de credo político o religioso, en particular en las áreas de Damasco, Homs y Alepo.

Al mismo tiempo, Caritas está trabajando con los refugiados en el Líbano y Jordania, suministrándoles alimentos, artículos de higiene, combustible para calefacción y orientación psicológica.

Muchos se están quedando con amigos y parientes, algunos están en campamentos de socorro y albergues comunitarios, como antiguas escuelas.

Los trabajadores(as) sociales de Caritas dicen que muchos refugiados cuentan desgarradoras historias de cómo era su vida durante los tiroteos diarios, los asesinatos extrajudiciales y el terrible sufrimiento.

Ver nuestras fotos desde el Líbano y leer historias de nuestro blog

Más de 12.000 refugiados se han registrado en Jordania, aunque se estima que la cifra real es de 30.000 personas.

Caritas Jordania está trabajando con la agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, para distribuir ayuda entre los refugiados que se encuentran en Mafraq y Ramtha.

Caritas Líbano está suministrando ayuda en Beirut, Bekaa y Wadi Khaled, en la frontera con Siria.

Los trabajadores(as) sociales de Caritas, asistidos por voluntarios de Caritas Líbano, siguen evaluando las necesidades en el terreno en Beirut y Bekaa, y distribuyendo paquetes de víveres, cobijas y sábanas para los necesitados.

Sin embargo, la respuesta a las solicitudes de ayuda internacionales han sido muy por debajo de lo esperado y se necesitan más fondos para cubrir las necesidades de los refugiados.