Esta página está a su disposición también en: Inglés

The Caritas Belen reception centre in Saltillo in Mexico offers migrants including this teenager protection from criminal gangs Credits: Worms/Caritas

The Caritas Belen reception centre in Saltillo in Mexico offers migrants including this teenager protection from criminal gangs
Credits: Worms/Caritas

Los niños que emigran solos a otros países son vulnerables a abusos. Caritas pide mejor protección para ellos y que se haga mayor hincapié en sus necesidades.

Los niños emigran solos porque sus familias quieren protegerlos contra la violencia o el hambre, o quieren que envíen dinero para ayudar a la familia.

De acuerdo con un estudio realizado en 2010 por Catholic Relief Services miembro de Caritas en EE.UU.), los abusos a que se enfrentaban los niños centroamericanos viajando solos en México incluían robo, extorsión, intimidación, abuso verbal y abuso físico, siendo los dos últimos los más frecuentes.

El estudio de CRS indica que los niños sufrieron abusos durante el viaje, al ser detenidos, mientras se encontraban detenidos o durante el proceso de deportación o repatriación. Miembros de Caritas y entidades eclesiásticas en otras partes del mundo también han denunciado situaciones de abuso similares.

El Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño discutirá el contenido y las implicaciones de la Convención sobre los Derechos del Niño en el contexto de la migración internacional durante una “Jornada General de Discusión” que se llevará a cabo el 28 de septiembre de 2012.

Caritas pide una mejor protección para menores migrantes que viajan solos y que se respeten sus intereses superiores. Las recomendaciones de Caritas se apoyan en dos monografías elaboradas por Caritas Bélgica y la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos/Servicios de Migración y Refugiados.

“Quienes viajan solos se enfrentan a grandes dificultades, incluso los adultos. Imaginen cuánto más atemorizante es la migración para un niño”, dice Martina Liebsch, Directora de Incidencia y Políticas de Caritas Internationalis. “Los gobiernos y las organizaciones deben trabajar juntos para proteger a estos migrantes tan vulnerables”.

Los migrantes que sean menores de edad no deben permanecer detenidos. En algunos países en donde la ley prohíbe que se detenga a menores por motivos de inmigración, un número cada vez mayor de niños migrantes permanecen en centros de detención sin recibir la protección a que tienen derecho de conformidad con las disposiciones de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Los gobiernos deberían invertir en recursos para lograr soluciones duraderas para niños migrantes que viajan sin acompañamiento. Deberían instaurar sistemas para determinar el interés superior del niño, como paneles independientes que decidan cuál es la mejor solución a largo plazo.

Los gobiernos deberían trabajar en estrecha colaboración con las organizaciones no-gubernamentales que atienden a niños migrantes o refugiados solos, como las ONG que ofrecen tutores para ayudarles a los niños a restablecer o mantener contacto con sus familias u orientándolos mientras se recuperan del trauma de la separación.

Pueden ponerse en contacto con Laura Sheahen en el número +39 334 2344136 ó +39 06 698 797 55. También pueden mandarle un mensaje a sheahen@caritas.va