Esta página está a su disposición también en: Inglés

With a strong worldwide presence in emergency relief and development, climate change represents a major threat to the work carried out by many Caritas organisations. Credits: Caritas

With a strong worldwide presence in emergency relief and development, climate change represents a major threat to the work carried out by many Caritas organisations.
Credits: Caritas

Declaración de la Presidenta de Caritas Oceanía, Anne Dickinson

Anote Tong es el Presidente de las Islas Kiribatis, en el Pacífico Sur, donde la subida del nivel del mar podría obligar a sus 90.000 habitantes a tener que desplazarse a otro lugar, en los próximo 50 años. En una visita a Nueva Zelanda, en 2008, él habló de la realidad del cambio climatic su nación y la necesidad de preprara a su pueblo a trasladarse a otro país.

Él se refirió a las mareas altas que se registran regularmente en las islas, cuyo resultado ahora son la erosión y la contaminación del agua. Mencionó también el dolor de tener que planificar para cuando su pueblo no tenga un país propio, pero que era absolutamente necesario hacer esos planes.

Mucha gente en Oceanía vive con cambiamentos en su habitat, que perjudican su manera de vivir y dificultan su desarrollo. La evidencia científica del cambio climático es de vital importancia, para determinar lo que está sucediendo a nuestro mundo. Sin embargo, las historias que cuenta la gente que vive en islas pequeñas ofrecen una dimensión humana al cambio climático.

Son muchas esas historias que se cuentan sobre las poblaciones del Pacífico, las inundaciones y la erosión de sus zonas costeras, como resultado de los temporales o maremotos, que se han estado registrando con mayor frecuencia e intensidad que en el pasado. Además de reducir la tierras utilizables, esos maremotos contaminan los recursos hídricos de las islas coralinas, que ya cuenta con un precario suministro de agua. Como las islas se ubican a tan baja latitud, la población del Pacífico teme los efectos de la subida del nivel del mar y cree que la misma ya esté contribuyendo a la erosión en algunos países.

El síndrome climático denominado el Niño se carateriza por fenómenos meteorológicos que ya forman parte de la vida cotidiana de todas las poblaciones del Pacífico porque, en los últimos 30 años, son cada vez más frecuentes. Dichos fenómenos pueden variar, desde cambios en la distribución de las precipitaciones en el Pacífico, a serias y prolungadas sequías, en algunos países, o excesivas lluvias en otros. Los fenómenos están asociados a la escasez de agua en los países propensos a la sequía y un mayor riesgos de ciclones tropicales de fuerte intensida.

Las pequeñas islas cuentan con recursos naturales limitados y, en algunos casos, áreas limitadas de tierra para la población. Todo ello los deja muy vulnerables ante condiciones climáticas extremas. Así mismo, tienen pocas opciones para adptarse al cambio climático. Por ese motivo, algunas islas estado, como Kiribatis, se refieren abiertamente a la necesiad de preparar a sus poblaciones al traslado a otros países, como Nueva Zelanda.

Caritas Oceanía planteó por primera vez la cuestión del cambio climático con los miembros de Caritas Internationalis hace algunos años, cuando todavía no era un asunto prioritario para Confederación. Notamos con satisfacción que ahora es un asunto destacado para nuestra red. Con una fuerte presencia mundial, en el ámbito de la ayuda de emergencia y el desarrollo, el cambio climático representa una grave amenaza a la labor realizada por numerosas Caritas.

Los miembros de Caritas Oceanía han considerado siempre el cambio climático una cuestión de justicia. Las pequeñas islas estado contribuyen sólo a una fracción mínima de los gases de la atmósfera que aceleran el calentamientos global, sin embargo, estos estados serán entre los mayormente afectados. Es de suma importancia para Caritas que sus voces sean escuchadas, porque las decisiones que se adopten respecto al cambio climático serán de ámbito mundial.