Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Credit: Caritas Philippines

Credit: Caritas Philippines

Los trabajadores humanitarios de Caritas dicen que están impactados por las escenas de devastación que están presenciando luego del tifón que azotó las Filipinas el viernes.

La ciudad de Tacloban en Leyte ha sido el centro de atención. Un miembro del personal de Caritas Filipinas, NASSA, dijo: “Los pacientes están desbordando el hospital regional. Hay cadáveres por todos lados. No hay agua ni electricidad. Los voluntarios están tratando de controlar el desastre. Pareciera como que hubiera habido un bombardeo nuclear”.

Un equipo de Caritas Filipinas y del miembro estadounidense de Caritas, Catholic Relief Services llegó a Ormoc en Leyte ayer y viajará a Palo el día de hoy. Dicen que los caminos están llenos de escombros, la mayoría de hogares han quedado inhabitables por los daños y otros edificios han sido destruidos.

El P. Edwin Gariguez, Secretario Ejecutivo de Caritas Filipinas, teme que otras áreas también hayan sido gravemente afectadas. Las islas Samar tienen una población de más de 700.000 habitantes. Fue el primer lugar en donde la tormenta tocó tierra. Se ha confirmado que hay cientos de muertos y miles de desaparecidos. Se reporta que Giporlos y Guiuan están “totalmente arruinados” y que tan sólo en Basey se reportan 2.000 desaparecidos.

“Estamos recibiendo informes de Panay y Biliran en donde nos dicen que la situación es muy difícil. Las casas han sido derribadas. Hay muchos muertos. Todavía no se ha llegado a ellas. La gente carece de lo esencial”, dijo el P. Gariguez.

Voluntarios de Caritas preparan paquetes de ayuda en Manila, Filipinas para los supervivientes del tifón: Caritas Manila

Voluntarios de Caritas preparan paquetes de ayuda en Manila, Filipinas para los supervivientes del tifón: Caritas Manila

Las agencias de Caritas están en el proceso de movilizar recursos para ayudar en las áreas más afectadas. Las Caritas locales y contrapartes de la Iglesia han podido llevar víveres a algunas de las áreas más golpeadas.

CRS ha obtenido 18.000 lonas alquitranadas para montar albergues, y otro tipo de apoyo incluirá agua, suministros de higiene y kits de artículos no-comestibles para 5.000 familias. También se han planificado esquemas de dinero por trabajo para despejar y retirar escombros en el área.

El personal de respuesta a emergencias del Secretariado General de Caritas Internationalis en Romas y miembros de Caritas en todo el mundo se están trasladando a las Filipinas conforme se preparan los esfuerzos de socorro. Las organizaciones Caritas en todo el mundo han prometido hasta ahora 1.435.000€.

Apoye nuestra labor en las Filipinas