Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

The Caritas Manila office has been transformed into loading centre as 250 volunteers work in shifts to pack aid destined for people in the most affected regions of the country. By Eoghan Rice/Caritas

The Caritas Manila office has been transformed into loading centre as 250 volunteers work in shifts to pack aid destined for people in the most affected regions of the country. Credit: Eoghan Rice/Caritas

Por Eoghan Rice

La ayuda ya está llegando a las regiones más afectadas de las Filipinas, con los tan necesarios suministros para las personas que lo perdieron todo en el tifón de la semana pasada.

La oficina de Caritas Manila ha sido transformada en un centro de acopio, 250 voluntarios trabajan en turnos embalando ayuda destinada a personas en las regiones más afectadas del país.

Los voluntarios han estado embalando artículos en paquetes familiares desde el domingo y mañana (miércoles) se enviará el primer lote por aire a la provincia de Leyte, que fue la más afectada por el desastre.

Cada paquete familiar contiene 5 kilos de arroz, 9 latas de alimentos, 6 paquetes de fideos y 5 paquetes de arroz maná, rico en proteínas. Los paquetes están diseñados para durar tres días para una familia de cinco personas y mañana se enviarán 2.000 de estos paquetes a Leyte.

Caritas help pack

Each family pack contains 5 kilos of rice, 9 canned goods, 6 packets of noodles and 5 packets of protein rich manna rice. The packs are designed to last a family of five people three days and tomorrow 2,000 such packs will be sent to Leyte. Credit: Eoghan Rice/Caritas

En la provincia de Cebu, al sur, una de las regiones más afectadas, la Hna. Anne Healy, originaria de Killenaule en Co. Tipperary, está ayudando a distribuir víveres a 3.000 personas, muchas de ellas niños.

“Es una situación desesperada”, dijo la Hna. Healy. “Los habitantes de la localidad están donando ropa para aquellas personas que lo perdieron todo, así que nosotros nos podemos concentrar en obtener víveres. [Debido a la escasez] el precio de los alimentos ha aumentado tanto que mucha gente no se puede permitir comprarlos. Hemos podido comprar arroz y otros productos en los mercados locales y distribuirlos entre la gente”.

May Tiangco de Caritas Manila dijo: “Los voluntarios son principalmente de grupos juveniles locales. Trabajan aquí en turnos. Empezaron embalando el domingo y mañana (miércoles) enviaremos los primeros 2.000 paquetes de víveres a las nueve áreas afectadas. Tenemos planificado enviar 20.000 paquetes en las próximas semanas”.