Esta página está a su disposición también en: Inglés

Vilma and children at a Caritas Cebu food distribution in San Remigio. Credit: Ryan Worms/Caritas

Vilma and children at a Caritas Cebu food distribution in San Remigio. Credit: Ryan Worms/Caritas

Por Ryan Worms

“La solidaridad es muy importante para las Filipinas “, dijo Trixie Suárez , directora de la escuela Singapur en Cebu. “Nuestros estudiantes y sus profesores organizan eventos para recaudar fondos que nos permiten, con Cáritas, ayudar a las poblaciones afectadas por los desastres naturales en nuestro país.”
Trixie Suarez , quince estudiantes y miembros de Caritas Cebu distribuyan hoy ayuda alimentaria y de primera necesidad para las víctimas del tifón Haiyan .

Al norte de la isla, en San Remigio y en Medellín, la directora de la escuela y los estudiantes se sorprenden por la magnitud de los daños . En los bordes de las carreteras , cables eléctricos se entremezclan con un sinnúmero de árboles arrancados de raíz. Todas las casas que no son destruidas completamente llevan las marcas de la violencia extrema del tifón . Ambas iglesias en la que la distribuciones organiza, también están parcialmente destruidas. Hoy, al norte de la isla todavía carece de alimentos y, especialmente, materiales para construir refugios temporales.

La ayuda internacional todavía se enfrenta a retos logísticos importantes que retrasan la distribución de los bienes necesarios a las personas . En este contexto, los paquetes alimentarios preparados por los estudiantes atraen rápidamente una multitud de centenares de víctimas que tienen la esperanza de encontrar algo para comer y algo para construir un refugio para sus familias.

A pesar de las necesidades urgentes de las personas de recibir ayuda , la distribución se hará en la paz y los sobrevivientes de San Remigio y Medellín dan la bienvenida con alegría a los equipos encargados de la distribución.

Ellos aceptan con gusto describir los desafíos que enfrentan y están muy agradecidos por toda la ayuda que se les puede ofrecer.

Los sobrevivientes de Hailan también demuestran una mayor solidaridad hacia los demás, como se muestra en el ejemplo de Vilma.

Esta presente a la distribución con sus dos niños pequeños , en San Remigio. “Soy una viuda con dos hijos y nuestra casa no tiene mas techo y esta muy dañada, dijo. Dormimos afuera, pero afortunadamente contamos con un pequeño galpón con un techo que no se cayo . Además tenia algunas reservas de arroz , así que no me quejo.” Ella dice que si quiere hablar con nosotros es acerca de dos de sus vecinas que presenta. “Se trata de Thelma , ella no tiene mas casa en absoluto, ni comida y ni ropa, ella perdió todo. Vive con su hijo y está embarazada de 8 meses . Ella es la que hay que ayudar primero , yo puedo esperar , pero Thelma no puede dar luz a su bebé sin un techo . Y ella es Emma .También hay que ayudarla de inmediato, porque perdió su casa y vive con sus cinco hijos pequeños ” .

La solidaridad que muestra los sobrevivientes del tifón es una inspiración para redoblar esfuerzos y mantener la movilización internacional para que puedan superar las tragedias que experimentan.
Hoy 3.600 personas recibieron ayuda alimentaria y artículos de primera necesidad .