Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

ECS staff loading the materials purchased for the returnees from Saudi Arabia. Credit: ECS

Personal de ECS carga materiales adquiridos para los repatriados de Arabia Saudí. Crédito: ECS

Makeda Yohannes, Oficial de Comunicaciones de la Secretaría Católica de Etiopía (ECS, Cáritas Etiopía), informa sobre cómo Caritas está prestando auxilio después de que decenas de miles de trabajadores emigrantes etíopes hayan sido expulsados de Arabia Saudí.

Miles de trabajadores emigrantes etíopes en situación irregular han sido arrestados y deportados por Arabia Saudí. Más de 127.000 repatriados han llegado a Addis Ababa.

El gobierno de Etiopía ha estado acogiéndolos y acomodándolos en diversos refugios provisionales dispuestos para tal efecto. La Iglesia Católica de Etiopía ha donado material valorado en más de un millón de birr en respuesta a la crisis.

Consciente de que las mujeres y los niños serían los más afectados durante su estancia en los refugios, la Iglesia ha adquirido material sanitario especialmente para ellos, así como alimentos energéticos, leche y agua embotellada. Los fondos para esta respuesta han sido avalados por el miembro de Cáritas irlandés Trócaire.

El Arzobispo Berhaneyesus Souraphiel C.M, Arzobispo metropolitano de Addis Ababa y Presiente de la Conferencia Episcopal Católica, ha afirmado que la Iglesia ha estado rezando hasta día de hoy por el regreso seguro de los hermanos y hermanas desde Arabia Saudí. Ha dicho que esta es la primera fase de respuesta y se espera que se haga mucho por parte de todos, especialmente en lo que respecta a la reintegración de los repatriados.

“La Iglesia cooperará con sus fieles y con sus compañeros para juntos poner nuestra parte en el proceso de reintegración de los repatriados”, ha dicho.

El Arzobispo Berhaneyesus ha pedido que se convoque un día de oración y de colecta de donativos para los repatriados en todas las parroquias del país.

El Ministro de Agricultura Mitiku Kassa ha dicho que la Iglesia Católica ha sido siempre de las primeras en responder en momentos de emergencia en Etiopía y ha declarado que el gobierno aprecia y reconoce todo el apoyo prestado por la Iglesia. Ha añadido que la tarea más difícil está todavía por llegar puesto que la fase más importante será la reintegración de los repatriados.

“Una vez más, la Iglesia Católica ha dado una oportuna y adecuada respuesta a las necesidades de los más vulnerables en un momento de crisis”, ha dicho Mitiku.

Después de que Arabia Saudí lanzara una campaña contra los inmigrantes sin papeles, el 13 de noviembre Etiopía puso en marcha operaciones de repatriación masiva. Inicialmente se preveía que el número de repatriados sería de 30.000, en cambio ahora se espera que alcance los 150.000.

Según el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de Etiopía, 200.000 mujeres dejaron el país el pasado año en busca de trabajo. De acuerdo con algunos informes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), muchas de las empleadas domésticas etíopes que viven en el extranjero están sometidas a abuso físico y emocional, condiciones de trabajo desfavorables, salarios bajos y discriminación.