Esta página está a su disposición también en: Inglés

Caritas members from around the world take part in the Food for All campaign. Credit: Caritas India

Credit: Caritas India

Cáritas me ha dado un curso intensivo de geografía y ahora sé dónde está Rarotonga, entre otros lugares. Por primera vez en la historia toda la confederación ha lanzado una campaña global contra el hambre “Una Sola Familia Humana, Alimentos para Todos”.

Desde Roma organizamos un “ola de oración” en la que organizaciones de Cáritas de todo el mundo rezaron para que se elimine el hambre, comenzando a las 12:00 en Samoa y terminando en Rarotonga, hogar del coordinador de Cáritas Oceanía, Tim Walsh. Estuve poniendo puntos en un googlemap durante semanas para señalar el creciente número de organizaciones que expresaron su interés en participar.Google Map

La idea de la ola de oración era ofrecerles a las organizaciones de Cáritas, y a todos aquellos que participaran, un momento de tranquilidad para la reflexión sobre por qué nos debería molestar el hecho de terminar con el hambre y de garantizar la implementación del derecho a la alimentación. La ola fue impulsada por un video-mensaje de cinco minutos grabado por el Papa Francisco.

“Nos encontramos ante el escándalo mundial de que casi mil millones de personas, mil millones de personas, todavía hoy siguen pasando hambre. No podemos mirar hacia otro lado y fingir que esto no existe. Los alimentos que hay a disposición en el mundo son suficientes para dar de comer a todos”, dijo el Papa.

Lo que me sorprendió de la ola fue que incluso las organizaciones de Cáritas de países en los que los católicos son una minoría, como Pakistán e Irán, se sentían entusiasmados por participar. Además, todas las organizaciones de Cáritas mostraron un masivo interés, desde las más pequeñas hasta las más grandes.

Algunas organizaciones de Cáritas como la de India, Pakistán, Desarrollo y Paz en Canadá, CRS y CCUSA en Estados Unidos, movilizaron a las distintas diócesis del país para la oración. Cáritas Benin plantó un árbol para simbolizar el lanzamiento de la campaña, Cáritas Luxemburgo llevó a cabo una distribución de alimentos realizada por el arzobispo Jean-Claude Hollerich en el refugio de Cáritas para personas sin techo, tras la que se celebró una eucaristía.

El hecho de que Cáritas no sea solo una confederación capaz de promover una creciente conciencia mundial sobre el hambre sino que también trabaje a nivel parroquial, significa que realiza una labor justo en el corazón de comunidades que pasan hambre.

En la conferencia de prensa para el lanzamiento de “Una Sola Familia Humana, Alimentos para Todos”, Michel Roy, Secretario General de Cáritas, ha comunicado que “Cáritas quiere utilizar su potencial de alcance a comunidades y parroquias para promover el crecimiento de la conciencia, darles voz y animarlas a que contribuyan a los cambios necesarios. Verdaderamente creemos en la capacidad de los campesinos más pobres para producir los alimentos que necesitan ellos y sus comunidades”.

Además de la necesidad de trabajar en proyectos de lucha contra el hambre y de abogar por los derechos de estas personas, el Papa Francisco ha declarado en su mensaje que es también necesario que analicemos con detenimiento nuestras propias vidas.

“Esta campaña es también una invitación a todos nosotros a que seamos más conscientes de la elección de nuestros alimentos, la cual, con frecuencia, conlleva desperdicio de comida y un mal uso de los recursos de los que disponemos”, dijo el Papa. “Es además un recordatorio para que dejemos de pensar que nuestras acciones cotidianas no tienen repercusiones en las vidas de los sufren el hambre en la propia piel”.

El nombre de nuestra campaña fue elegido (después de un largo proceso de consulta) por toda la confederación de Cáritas. “Una Sola Familia Humana, Alimentos para Todos”, ilustra un aspecto clave para acabar con el hambre: solo lo podemos hacer juntos. Esto quiere decir que no solo es necesaria Cáritas sino que se requiere todo un esfuerzo global para poder garantizar que la dignidad básica de tener derecho a una alimentación adecuada está protegida.

De esto se hizo eco el Cardenal Peter Turkson en el mensaje que envió (debía ir al funeral de Nelson Mandela) a la conferencia de prensa para el lanzamiento de la campaña:
“Muy pronto, el Papa Francisco arrojará más luz sobre la campaña mundial contra el hambre, puesto que el tema central de su mensaje para el Día Mundial de la Paz del uno de enero es La Fraternidad como la base de la paz y el camino a la paz. Aplicado a esta campaña, podemos decir que la fraternidad es la clave para resolver el hambre mundial y proveer alimentos a todos”
Empezando en Samoa, pasando por todos los continentes y finalizando de nuevo en el Pacífico, en Rarotonga, Cáritas se ha cogido de la mano como una sola familia y ha dicho no al hambre. Ahora, que empiece el trabajo.