Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Director Ejecutivo de Cáritas Ucrania Andrij Waskowycz

Aumenta la preocupación por los mortales disturbios en Ucrania. Los manifestantes y la policía se han enfrentado repetidas veces desde noviembre. En los últimos días, la violencia ha escalado en la capital, Kiev, y en todo el país.

El personal de la Iglesia ha tenido que mediar entre las dos partes. Caritas Ucrania también está ayudando a la gente en donde puede.

El Director Ejecutivo de Caritas Ucrania, Andrij Waskowcycz, dice que se necesita un mapa de ruta para resolver la crisis pacíficamente.

“Hay un estancamiento”, dijo. “No existe confianza entre las partes. Estamos tratando de encontrar mediadores. Esperamos que se solucione mediante el diálogo”.

Dice que los problemas son corrupción, falta de rendición de cuentas, un desmoronamiento del estado de derecho y el futuro del gobierno democrático. Caritas Ucrania también ha condenado el uso excesivo de la fuerza por parte del gobierno, incluyendo la detención de manifestantes.

“Los manifestantes no están en contra del gobierno, sino a favor de los derechos y principios fundamentales”, dijo Andrij Waskowycz.

Caritas Ucrania puede operar, dando apoyo a ancianos y personas con VIH y sida. Caritas Ucrania ha establecido puestos de ayuda para ayudar con el frío severo, especialmente para las personas sin techo. Caritas también ayuda a migrantes que viven en el extranjero a que puedan volver a Ucrania.
Sin embargo, esa labor se podría ver amenazada.

“La manifestación afecta a toda la sociedad civil”, dijo Andrij Waskowycz. “Una ley del 16 de enero declaró que todas las organizaciones que reciben donaciones del extranjero son agentes de un poder extranjero. Este fue un intento por desacreditar a la sociedad civil.

Esta ley también afecta a las organizaciones de la Iglesia. Ha habido amenazas en contra de líderes eclesiásticos. Se perciben como demasiado grandes y demasiado independientes”.