Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Darmu

@Caritas Pakistan

Cáritas ha lanzado un llamamiento de emergencia para ayudar a 3.000 familias de Pakistán que están pasando por una grave sequía y crisis alimentaria.

Más de 150 niños han muerto durante los últimos tres meses en Tharparkar, provincia de Sindh, a causa de la crisis. Los niños se encuentran expuestos a enfermedades de riesgo tales como la neumonía, la sepsis neonatal, la diarrea y a infecciones respiratorias.

“Ha habido una ola de muertes recientemente porque las familias no pueden acceder a los servicios de asistencia médica”, ha declarado Amjad Gulzar, director ejecutivo de Cáritas Pakistán. “Madres y niños están sufriendo malnutrición, son vulnerables a la enfermedad y verdaderamente necesitan nuestra ayuda para salir de la crisis”.

Alrededor de 1,3 millones de personas sufren el impacto de la sequía y de la crisis alimentaria en el sur de Paquistán.
Durante el proyecto de dos meses, las comunidades afectadas recibirán paquetes de ayuda y tratamiento médico. El proyecto tendrá un coste de 183.008 euros (25.621.050 PKR).

Cáritas establecerá además campamentos médicos para que las personas puedan acceder a la atención sanitaria y también proporcionará suplementos nutricionales para reforzar la salud infantil.

Mantener sano al ganado es también fundamental para superar la crisis. En colaboración con el gobierno, Cáritas establecerá campamentos de vacunación de ganado para acabar con las enfermedades de reses y pájaros.

Aunque en las ciudades más grandes se está recibiendo asistencia, en las comunidades más apartadas las personas tienen dificultades para acceder a los alimentos y a la asistencia médica que necesitan. Es a estas personas que se encuentran en los pequeños pueblos a las que la crisis alimentaria está golpeando más duramente. La lluvia se espera solo para julio y agosto.