Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Pupils attend a class in a school ran by the Catholic Mission in Bozoum, 387 km west of Bangui. Photo: Matthieu Alexandre/Caritas

Alumnos asisten a clase en una escuela dirigida por la Misión Católica en Bozoum, a 387 km de Bangui. Foto: Matthieu Alexandre/Cáritas

Cáritas Internationalis está poniendo en marcha una enorme labor de recuperación en la República Centroafricana después de que meses de disturbios hayan dejado el país devastado.

Cáritas solicita 1,2 millones de euros para procurarles alimentos, alojamiento, educación y asistencia médica a las personas que están en el país y que lo necesitan. Además, Cáritas está dirigiendo una labor humanitaria de 500.000 euros en el vecino Chad para refugiados de la República Centroafricana.

Las vidas están directamente bajo amenaza en la República Centroafricana. Más de 20.000 personas son acosadas por las milicias armadas en 18 lugares diferentes del país. La mayoría de los musulmanes han sido expulsados de la mitad occidental del país por milicias compuestas por miembros de la población, mayoritariamente cristiana.

Cáritas apoya iniciativas interconfesionales nacionales e internacionales de consolidación de la paz para contribuir a erradicar la violencia.

“Necesitamos una presencia significativa de efectivos de mantenimiento de la paz de la ONU”, ha declarado el arzobispo Dieudonné Nzapalainga de Bangui, Presidente de Cáritas República Centroafricana. “Las vidas de los musulmanes están bajo amenaza, todavía podría ocurrir un genocidio”, ha declarado.

El llamamiento de Cáritas tiene como objetivo dotar a los centroafricanos de las herramientas necesarias para que puedan reconstruir sus vidas. Fotos de Matthieu Alexandre para Caritas Internationalis

El llamamiento de Cáritas tiene como objetivo dotar a los centroafricanos de las herramientas necesarias para que puedan reconstruir sus vidas. Fotos de Matthieu Alexandre para Caritas Internationalis

La mitad de la población necesita asistencia. Más de 600.000 personas han huido de sus hogares y están buscando seguridad en campamentos o lugares de culto tales como iglesias y mezquitas. Los índices de malnutrición entre ellas son alarmantes.

Cáritas trabajará por todo el país asistiendo a 100.000 personas (21,447 hogares).

El saqueo generalizado ha dejado a la gente sin los equipos necesarios para el cultivo de cosechas. La asistencia de Cáritas incluirá la distribución de semillas y herramientas agrícolas.

Muchas casas han sufrido incendios o han sido destruidas. Cáritas distribuirá kits para la reconstrucción de las viviendas, asegurándose de que 450 familias tengan un alojamiento adecuado para finales de año.

Las clínicas y hospitales que resultaron dañados en el combate serán reparados. Cáritas ayudará a reabastecerlos con medicamentos.

Cáritas afirma que cada niño que ha vuelto a la escuela en la República Centroafricana es una victoria. Se distribuirán kits de material escolar a 14.400 niños que han quedado huérfanos o que viven en circunstancias muy difíciles. Cáritas también trabajará con los padres para ayudarlos a apoyar a sus hijos para que terminen la escuela.

Cáritas promoverá la paz creando grupos locales de jóvenes pacificadores para mejorar el diálogo y la cooperación en las comunidades fragmentadas.

Caritas Internationalis está trabajando mediante la nacional Caritas Central African Republic, el apoyo de los miembros de CRS y Cordaid.