Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Credit: Jim Stipe/CRS

Credit: Jim Stipe/CRS

Caritas lanza un proyecto de emergencia para Senegal, con el objetivo de ayudar de forma urgente a las familias que están sufriendo hambre.

Las malas cosechas recientes, los factores climáticos, los desastres naturales y una fuerte subida de los precios durante 2007 y 2008, han ido hundiendo a familias humildes en la pobreza y hambre.

“No olvidemos a nuestros hermanos y hermanas que están sufriendo esto, ni tampoco a las demás personas que sufren en el mundo. Ayudémoslas a llevar su carga y compartamos con ellas nuestro pan de cada día”, exclama Abbé Ambroise Tine, director de Cáritas Senegal. “Las personas que sufren malnutrición necesitan acceder a alimentos adecuados y saludables para poder vivir una vida digna”.

El proyecto de 416.000 dólares (300.000 euros) durará seis meses.

Casi una quinta parte de los hogares de Senegal está pasando hambre. Se prevé que la situación empeore en los próximos  meses.

Cáritas Senegal quiere garantizar que las familias golpeadas por el hambre y que son más vulnerables tengan suficientes alimentos nutritivos que llevarse a la boca.

Durante tres meses, casi 8.000 personas (1.100 familias) recibirán alimentos: arroz, mijo, y aceite entre otros. El objetivo es que las familias puedan tomar tres comidas al día.

Se concentrará un particular esfuerzo en el fomento de la nutrición de mujeres y niños y en la reducción del número de personas malnutridas.

La creación de seis bancos de cereales en los pueblos contribuirá a que 600 familias (4.200 personas) tengan regular acceso a los alimentos. Otros proyectos que se llevarán a cabo permitirán garantizar que los agricultores tengan semillas y herramientas.

El proyecto de emergencia se centrará en asegurar que las personas  en las diócesis de Saint-Louis (Matam) Ziguinchor (Bignona, Ziguinchor) y Kolda (Sédhiou, Goudomp, Vélingara) tengan alimentos.

.