Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas Niger (CADEV)  supports a seed fair in the village of Koira Bano, north of Ouallam, near the Malian border. This is one of the places that is most affected by the food crisis. Local merchants provide drought resistant seeds so that the farmers from neighbouring villages can select those they want to buy with the vouchers donated by Caritas. Credit: Worms/Caritas

Caritas Niger (CADEV)  Credit: Worms/Caritas

Caritas ha lanzado un llamamiento solicitando fondos en Nigeria, donde más de 4 millones de personas están pasando hambre debido a la escasez de alimentos. El objetivo es recaudar 3 millones de euros (4,2 millones de dólares) para que los habitantes de Nigeria puedan tener alimentos.

La sequía y las lluvias torrenciales, que se han llevado por delante cultivos en crecimiento, han hecho que este año haya habido una mala cosecha.

El obispo Laurent Lompo, presidente de Cáritas Nigeria y obispo auxiliar de Niamey, ha afirmado en una  reciente visita a Roma: “Actualmente hay en Nigeria cuatro millones de personas pasando hambre extrema, después de un periodo en el que la escasez de lluvias ha perjudicado el desarrollo de las cosechas. Si no hacemos nada, esta cifra llegará a casi duplicarse, alcanzando los siete millones en dos meses. Esto es la mitad de la población de todo el país”.

Más de 160.000 personas recibirán ayuda durante el desarrollo del proyecto, de seis meses de duración, en las regiones de Dosso, Maradi, Agadez, Niamey, Tahoua, Tillabéry y Zinder.

21.000 personas (3.000 familias) recibirán paquetes de alimentos compuestos por productos como cereales, alubias y aceite vegetal.

Miles de agricultores  obtendrán semillas resistentes a la sequía y se les enseñarán técnicas para mejorar su productividad.

Caritas pretende mejorar los niveles nutricionales de niños y madres y fomentar la producción y los conocimientos de los pequeños agricultores.

6.000 familias se beneficiarán de los proyectos de food-for work (alimentos por trabajos de recuperación) y 2.000 familias participarán en proyectos de cash-for-work (dinero por trabajos de recuperación). Los proyectos se centrarán en la prevención del desgaste de las carreteras y en cuestiones higiénicas. Además, 8.000 familias podrán adquirir cereales a precios asequibles. Entre el resto de actividades se encuentran la siembra de 3.400 hectáreas de tierra y la creación de comités que supervisen el progreso.

Nigeria es uno de los países menos desarrollados del mundo según las Naciones Unidas. Las frecuentes sequías han hecho que Nigeria haya sido golpeada por numerosas crisis alimentarias, a menudo de gravedad, a lo largo de los 50 años transcurridos desde su independencia de Francia.