Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Casi un millón de personas han sido evacuadas. Foto: Caritas Chile

Casi un millón de personas han sido evacuadas. Foto: Caritas Chile

El Papa Francisco ha enviado un mensaje al pueblo chileno, el cual se está reponiendo de un devastador terremoto y de sus réplicas.

Seis personas han muerto en el seísmo de 8,2 grados de magnitud que sacudió la costa de Chile el 1 de abril. Ha sido declarado desastre nacional y casi un millón de personas, incluida la Presidenta del país, Michelle Bachelet, han sido evacuadas.

Cáritas Chile ha establecido un comité de emergencia y está en contacto con las diócesis para evaluar los daños y las necesidades.

“Gracias a la red de Cáritas por su apoyo tras esta nueva emergencia que ha golpeado nuestro país”, ha declarado Cáritas Chile. “Gracias a nuestros hermanos y hermanas por sus oraciones y su solidaridad”.

La cobertura telefónica se ha desequilibrado tras el terremoto pero los representantes de Cáritas diocesana están visitando las parroquias para recopilar información.

En un mensaje al Cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago, el Papa Francisco ha expresado su solidaridad con la gente de Chile y ha declarado: “Pido a Dios que otorgue el eterno descanso a los fallecidos, consuele a los afectados por tan lamentable desgracia e inspire en todos sentimientos de esperanza para afrontar dicha adversidad. Asimismo, ruego encarecidamente a todas las comunidades cristianas, instituciones civiles y a la gente de buena voluntad, que, en estos tristes momentos, presten una ayuda eficaz a los damnificados, con espíritu generoso y fraterna caridad”.

El Papa Francisco termina su mensaje diciendo: “Mientras invoco a la amorosa protección de Nuestra Señora del Carmen, imparto mi bendición como signo de cordial aprecio al noble pueblo chileno, tan presente en mi corazón”.