Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Cáritas Nigeria hace una jornada de oración por las niñas secuestradas en la escuela. Crédito: Cáritas Nigeria

Cáritas Nigeria hace una jornada de oración por las niñas secuestradas en la escuela. Crédito: Cáritas Nigeria

La Secretaría Católica de Nigeria se ha unido, a través de Caritas Nigeria y JDPC, a los nigerianos y al mundo en la campaña #BringBackOurGirls que reclama el regreso seguro de las niñas secuestradas en una escuela de Chibok.

El 14 de abril, la directora de una escuela secundaria de la localidad de Chibok, en el Estado de Borno, denunció el secuestro de aproximadamente 230 niñas. Las estudiantes estaban en la escuela para hacer sus exámenes.

En un video difundido en You Tube, el líder de la secta islamista Boko Haram, Abubakar Shekau, reivindica el secuestro de estas niñas. Su razón es que, “las niñas no deberían haber estado en la escuela”

Prestando su voz a la campaña #BringBackOurGirls, Cáritas Nigeria organizó el 6 de mayo una sesión de oración en la Secretaría Católica de Nigeria. Cerca de un centenar de personas rezaron por el regreso seguro de las niñas secuestradas y por la paz en Nigeria.

Cáritas Nigeria ha declarado: “Mostramos nuestra compasión hacia las niñas secuestradas y sus familias. Rezamos por una rápida liberación y continuaremos con nuestra oraciones de intercesión por el regreso seguro de las niñas secuestradas y por la paz en nuestro país”.

El Secretario General de la Secretaría Católica, R.P. Raloh Madu llamó la atención durante la misa sobre la necesidad de que todos nos unamos en oración constante por el regreso de las niñas puesto que todos los esfuerzos realizados parecen no dar fruto. El Presidente de la Conferencia Episcopal de Nigeria había pedido anteriormente a todos los obispos que organizaran oraciones en sus diócesis.

Durante la sesión de oración, el R.P. Evaristus Bassey, secretario ejecutivo/director general de Cáritas Nigeria, ha declarado. “Es importante que en este momento histórico de nuestra nación evitemos palabras de odio. Las palabras de odio no resolverán nada”

“El dolor no distingue entre cristianos y musulmanes. El hecho de que las niñas secuestradas sean cristianas o musulmanas no importa, lo que importa es que son seres humanos y nigerianas”

“Debemos unirnos como cristianos y musulmanes, unir nuestros corazones y nuestras mentes e invocar a Dios para que preserve la unidad de nuestro país, Nigeria; la realidad parece ser que poderosas fuerzas están clavando un afilado cuchillo a través del corazón de esta nación y quieren que empecemos a despellejarnos vivos unos a otros”

Boko Haram fue fundado en 2002 en Maiduguri, la capital del estado de Borno (Nigeria), por un clérigo musulmán, Mohammed Yusuf. Yusuf creó un complejo religioso el cual comprendía una mezquita y una escuela islámica.

Muchas familias musulmanas pobres inscribieron a sus hijos en ella. Él estaba en contra de la educación occidental: “Boko Haram” puede ser libremente interpretado como “la educación occidental está prohibida”. Sin embargo, Boko Haram, tal y como se descubrió más tarde, no solo estaba en contra de la educación occidental: su objetivo político era crear un estado islámico; la escuela se convirtió en un buen terreno de reclutamiento de yihadistas.

Después de que las fuerzas de seguridad de Nigeria acabaran con la vida de Yusuf y se declarara el fin de Boko Haram, el grupo empezó a lanzar ataques contra edificios y personas del gobierno, matando a decenas de personas en los Estados del noreste y el centro-norte de Nigeria.

Desafortunadamente, otros miembros del grupo siguieron con ataques esporádicos a las fuerzas de seguridad, en un primer intento de vengar la ejecución sumaria de su líder. Estos ataques pasaron a centrarse en blancos vulnerables como iglesias, mezquitas, parques, acabando con la vida de decenas de civiles inocentes. Boko Haram ha acabado con la vida de más de 10.000 desde sus inicios.

Nigeria

Soldados cerca de la escuela en la que más de 200 niñas fueron secuestradas.

Sobre el secuestro de las niñas de Chibok , el presidente de Nigeria, Dr. Goodluck Ebele Jonathan, en su discurso presidencial ante los medios del 4 mayo, prometió a los nigerianos que el gobierno haría cuanto estuviera en su mano para asegurar el regreso seguro de esas niñas.

Muchos nigerianos parecen no confiar en estas promesas. Ha habido numerosas manifestaciones de los padres de las niñas, otras personas, organizaciones de la sociedad civil, famosos y de jefes de empresas para reclamar el regreso seguro en torno a la campaña hashtag #BringBackOurGirls.

Los padres de estas niñas hasta han organizado un equipo de búsqueda que se adentró en la Selva Sambisa, en el estado de Borno, lugar en el que se piensa que tiene su campamento Boko Haram y donde se cree que tienen retenidas a las niñas.

Las manifestaciones se llevaron a cabo el 1 de mayo en Abuja, la capital del país, y protestas similares también han tenido lugar en los estados de Lagos y Borno y ante las puertas de las embajadas de Nigeria en numerosos países. Los medios sociales no están excluidos de esta campaña puesto que tanto los nigerianos como otros países han usado esta herramienta para lanzar una llamada de auxilio para estas chicas.

Nigeria también ha recibido expresiones de amor de otras naciones que se han unido a la campaña urgiendo al gobierno a actuar rápidamente para conseguir el regreso seguro de las niñas.

Mientras tanto, muchos nigerianos están preocupados por el hecho de que han pasado más de tres semanas y las niñas todavía esperan a ser rescatadas. Han realizado llamamientos a los jefes de gobierno de otros países para que acudan en auxilio de Nigeria y también se ha ejercido presión sobre el presidente para que pida ayuda a países como Estados Unidos y Gran Bretaña.

Cáritas Nigeria trabaja con la Cáritas diocesana local para dar auxilio a las familias desplazadas en la región Noreste; muchas comunidades rurales están desiertas debido a los ataques o al miedo a los ataques de Boko Haram. Cáritas ha efectuado una evaluación para ver cuáles son los posibles lugares en los que se podrían llevar a cabo programas de transferencia de fondos, puesto que es peligroso llevar alimentos y otro tipo de artículos a la zona. Cáritas Nigeria pide ayuda para poder responder eficazmente a la magnitud de las crisis humanitarias de la región.